Seguidores

martes, 4 de mayo de 2010

La libre interpretación que cada cual quiera darle a nuestro Estado de Derecho, como si se tratase de una " religión " o un " dictado ético " o " ideológico ", no puede servir de legitimación a los que precisan de una excusa para excluir a quien no se someta a su dicterio. El Estdo de Derecho, afortunadamente, no se sustenta en la gracia divina de ningún adalid, ni en la tradición religiosa, ni en el liberalismo trasnochado del progre feminista que jamás ha lavado un plato, ni siquiera en la bondad o maldad del ser humano. Tampoco en el éxtasis mesiánico del que gobierna. Nuestro Estado de Derecho, como cualquier otro democrático, sólo se sustenta en La Ley.
Y no hay Ley que impida opinar de una u otra manera en nuestro País. Pero, la misma, es verdad, suele tener " lagunas ", que son cubiertas por ciertos " gestores " y " ejecutivos/ejecutores ", y otro " funcionariado " con responsabilidades intermedias, que se creen semidioses.......
Se supone que este es un País democrático y que en base a La Ley, mi opinión de de ser protegida y hasta defendidad, aunque no se comparta. Porque mi País es España, y tengo unos DERECHOS FUNDAMENTALES PROTEGIDOS...............

No hay comentarios: