Seguidores

lunes, 24 de mayo de 2010

El fútbol, como la política, tiene mucho de espectáculo, pero, a pesar de algunas cosas, tiene mucho más de juego noble y apasionante que la política de juego limpio y atractivo. La Liga mantuvo el interés hasta el último minuto. El F. C. Barcelona la ganó y el Real Madrid peleó hasta el final, al límite, y el Málaga, se salvó por los pelos.... Los dos grandes tenían dos enormes formaciones, con modelos diferentes de juego y dos entrenadores absolutamente opuestos... pero que se respetaban ( ya pueden aprender los políticos ) y que hicieron todo lo que estuvo en sus manos para hacer de la Liga 2009/2010., una de las mejores del planeta.
Sólo veo dos semejanzas entre el Campeonato pasado y la política española actual: que ambas son cosas de dos y que el BarÇa y el Madrid, como España, fracasaron en Europa. Fuera de estos clubes, los restantes equipos fueron meras comparsas. En política, ocurre igual, los sindicatos, la patronal y los otros partidos juegan, como los demás en primera división, " OTRA LIGA ". Luchan por ser terceros, cuartos o quintos, por tener un rol de actor secundario de Serie B., sin más. Si me apuran, al menos en algún caso, parece que simplemente quieren que el tinglado no se les venga al traste, como en el caso del Málaga...
Pero hay, también, muchas diferencias. El fútbol es un deporte de equipo, pero Messi y Cristiano Ronaldo pueden ellos solos resolver un partido, aunque eso no baste para ganar La Liga.
Tal vez el error del Señor Pellegrini fue algo que en política siempre da réditos: haber jugado sólo por el centro. Pero, el éxito del Señor Guardiola se debe a que tiene un modelo ( todo lo contrario que el gobierno y la oposición ), unos esquemas, unos objetivos, UNA DISCIPLINA.... y, su " SISTEMA " se impone sobre los jugadores, directivos, presidentes, etc., y da igual que juege Ibrahimovic que Bojan.
Ciento y pico de goles a favor, el Madrid. Ya quisiera Rajoy. Sólo veinticuatro goles en contra, el Barcelona. Ya quisiera Zapatero. Ganó el F. C. Barcelona, pero junto con el Real Madrid C. F., el espectáculo estuvo garantizado. En política también está garantizado el " ESPECTÁCULO " ( en éste caso en TRAGICOMEDIA ). La diferencia, está, estriba, en que en el fútbol, las consecuencias de los errores las pagan los entrenadores, los jugadores ( sobre todo los porteros ), no los socios ni aficionados. En política, cuando se ha perdido " La Liga " y se está en zona de descenso ( a los infiernos en nuestro caso ), siempre pagan los " forofos ". ES DECIR LOS CIUDADANOS.........
¿ DÓNDE SE PUEDE ENCONTRAR UN GUARDIOLA O UN MOURINHO, O HASTA UN FERNANDO SANZ PARA LA POLÍTICA ?
--- POR FAVOR............................. 

No hay comentarios: