Seguidores

miércoles, 12 de mayo de 2010

La izquierda española liderada por el mesías ZP anda empeñada en acabar con el franquismo ( al parecer sigue sin estar claro si el general murió en 1975 o sigue vivo como Elvis Presley en algún lugar ignoto ) y ha convertido esa meta en su objetivo superior, tan supremo que se halla por encima de lo que pueda pasar con los parados, los pensionistas y la economía ( ya hemos visto hoy que les importa un bledo ), de esta Nación. Personalmente, creo que, al fin y a la postre, la izquierda roja aliada con los nacionalistas/independentistas está a punto de eliminar los últimos resquicios del franquismo y de un país que un día se llamó España. No sólo eso. Además lo va a conseguir con cierta rapidez si examinamos, lo que actualmente acaece en Grecia...
Como todo el mundo sabe ( bueno... viendo seis cadenas de televisión se podría pensar que no todo el mundo informa ) Grecia ha sido objeto de un plan de rescate que, lleva anejo una serie de reajustes económicos de envergadura a pagar por el de a pie. En España, hoy, y tras la bronca dada por el Sr. Obama y el Primer Ministro chino al Mesías, nos apuntamos a la temática helena y eso significará ( ¡¡¡ alabado sea Lenin y el sagrado sacramento de Carrillo !!! ) acabar con lo poco que quedaba de España ( ahora en junio nos querrán vender el chocolate del loro, con el rollo de los Mundiales y de " La Roja " ). Pero, a lo que voy.... de paso se cargan lo poco que de bueno que nos dejó Franco, por ejemplo, hay que derogar la actual legislación laboral, que es fruto del franquismo, y que incluye figuras como la legislación colectiva o las indemnizaciones por despido. A cambio se daría paso a la liberalización drástica del mercado de trabajo. Sin duda, a la vicepresidente del Gobierno, Señora De La Vega, le dolerá enormemente que algo por lo que trabajó su padre a las órdenes del falangista Girón de Velasco desaparezca, pero " SIC TRANSIT GLORIA MUNDI ". Acabar con el franquismo tiene muchos más cortes. Habrá que suprimir los pluses como el de la puntualidad o LAS PAGAS EXTRAORDINARIAS cómo esa que estableció Franco por el 18  Julio. Las huellas del franquismo desaparecerán por el escotillón de La Historia. A esto habrá que unir la eliminación drástica de privilegios fiscales que también vienen del franquismo como los conciertos navarros y vascos consagrados en plena Guerra Civil. Esa parte de la herencia franquista también desaparecerá gracias a la Unión Europea, como la Seguridad Social, al tiempo, ya están estudiando que el usuario abone la mitad del coste de su intervención y estancia en un centro hospitalario...
Por añadidura, se liberalizará totalmente el sistema de transporte público y los que usen el Metro o el autobús pagarán lo que verdaderamente cuesta el servicio. Si bien se examina el ejemplo griego, no parece que tengamos que renunciar a las autopistas, autovías, aeropuertos e incluso los pantanos que hizo Franco. Llegados a ese punto, la izquierda marxista-leninista y los nacionalismos podrán sentirse plenamente satisfechos porque todos esos resabios franquistas, serán cosa del pasado y, gracias a la Ley de Memoria Histórica, podremos olvidarlo con facilidad. Sólo hay dos preguntas que me asaltan desazonándome. La primera, es sí, gracias a la alianza de izquierdas y nacionalismos, en algún momento la economía no regresará a la cartilla de racionamiento que caracterizó a la postguerra y la segunda, es sí, para que se llegara a ese punto la Nación de Naciones tendría que irse a la quiebra total y otros millones y millones de sus ciudadan@s al PARO.-

No hay comentarios: