Seguidores

sábado, 27 de junio de 2009

Este país, el Mundo... se están quedando sin ricos. Como el tatú carreta, el lince ibérico, el koala, el panda, como el escarabajo pelotero y el gorila de montaña, los millonarios se han convertido en una especie amenazada, en serio peligro de extinción.
Lo asegura así el informe anual sobre riqueza en el planeta Tierra publicado en un medio internacional que entiende sobre el particular, y el escalofriante dato es que en el último año la nómina de opulentos españoles se ha reducido en un veintiuno por ciento.
Está claro que esta crisis es una recesión sin igual, total, brutal, espectacular, sin paragón, de una profundidad aún incalculable, pero que afecta a todos los órdenes con unas consecuencias irreversibles.
Hasta ahora creíamos estar ante una de esas cíclicas fluctuaciones del capitalismo a las que mal que bien nos habíamos acostumbrado los tiesos, que lográbamos a duras penas sobreponernos entre una y otra, pero esta depresión económica está empezando a causar bajas también en el bando de los ricos, lo cual debería acojonarnos, si no es que estamos ya asaz cagados de miedo.
Aunque es en España donde se ha registrado el mayor descenso de acaudalados, el fenómeno como todo cuanto rodea a esta crisis, tiene dimensión mundial y calculan que sobre nueve millones de individuos han tenido, forzosamente, que abandonar su cómoda posición de la fortuna para empezar a formar parte de otras nóminas menos gratas.
Estamos asistiendo a los funerales del capitalismo, al fin de una era, puesto que lo fracasado no es un orden de desarrollo económico o social sino el desarrollo del orden conocido...
La pérdida del valor del esfuerzo, del coraje, del sacrificio, el deterioro de la educación, la ausencia de respeto hacia una mínima norma ética y moral, la corrupción de políticos, deportistas, banqueros, la trivialización de lo honesto y decente, el aumento de las injusticias y las desigualdades, el menosprecio a los educadores y a los profesionales de la medicina, el vilipendio y desconsideración a los agentes de la autoridad y otros, la insatisfacción laboral, la congelación salarial y la superexplotación de los más débiles, la carencia de incentivos, la destrucción del planeta, el exterminio de la familia como unidad básica social, el camelo del arte, el regular apaleamiento de las focas, la vulgarización general en los modos y las formas, el hambre, el paro... han venido a traer el fin de una época, la llegada a la estación término de un modo de vida basado en esos modelos, un sistema de existencia en el que la economía se muestra como "una ciencia atrasada" y, en el que también, el periodismo ha hecho "sustitución de lo real por lo efectista, y de los hechos puros y duros... espectáculo", un modo de vida al que hemos llegado con mala calidad después de decenios fabricando y consumiendo productos basura, acostumbrados a lo rebajado, a lo gratis, una manera existencial para la que parece que, de momento, no tenemos recambio, mientras... las grandes fortunas se hunden irremediablemente, pero, y ahí está lo peor de la historia, arrastrándonos a todos a no sabemos donde, al desasosiego...    

martes, 23 de junio de 2009

¿ Somos acaso comediantes de este Mundo, de La Vida ? Por el duro baila el perro, dice el refrán y ciertamente es así, que hay que jorobarse para subvenir a las necesidades más perentorias, a todo lo que la existencia del devenir diario nos exige para poder afrontarla con decencia.
Sin embargo cuando la necesidad aprieta el zapato y la crisis y el desempleo espolean al ser humano, éste se ve instigado o subyugado a una serie de acciones que muchas veces no hubiese imaginado. Por ello, la necesidad obliga, agudiza el seso o el ingenio. Ergo... no está de más que en esta colectividad plagada de vicisitudes, incidentes y albures, aprendamos a caminar y a esforzarnos de todo punto que la Vida como de una escuela en el sendero del aprendizaje nos ayude a superarnos y a encontrar una senda que sea digna y de luz.
Por desgracia, el paro va haciendo estragos y nos encontramos ahí a la vera del camino muchas veces estancados, ociosos y pacatos, nunca mejor dicho, esperando esa voz como la de Jesucristo a Lázaro: " Sal fuera, levántate y anda.... " 

domingo, 21 de junio de 2009

YouTube - Pelham 123 - Trailer en español

YouTube - Pelham 123 - Trailer en español
Puede que la llegada del verano y sus calendas repercutan de alguna manera en las neuronas humanas y produzca efectos incomprensibles.
Así, por ejemplo, quienes viven preocupados por la "salud" medioambiental, apelan por sobre cargar los precios del tabaco en evitación de enfermedades cardiorespiratorias, de tal manera que la gente fume menos, no por convicción sino porque ya no les llega el dinero para pagar la cajetilla de cigarrillos.
Aún así, quien quiera inyectar sus pulmones de humo, lo va a seguir haciendo por más que se empeñen aquellos que se "preocupan" por la "salud ajena" y de recaudar, aunque les importe una mierda quienes se las ven y se las desean para llegar a final de mes o un trozo de comida a la boca.
Y en esa inmensa tesitura, "gravar" un impuesto en los combustibles, so pretexto, también, de disminuir la contaminación "ambiental" resulta más una estocada hasta la bola en la "chepa" de los ciudadanos que un "paliativo" a una economía de suyo damnificada por un cierto despilfarro para una determinada "prosapia", mientras la mayoría silenciosa y sumisa ve sucederse los despropósitos en una crisis, cuyo final se dilatará más y más.
Una sangría cuando cada vez más hay más parados y muchas de las personas ya ni cobrán la prestación de desempleo.
El tributo sobre el carburante es una temeridad, el del tabaco es admisible toda vez que el tabaco no es un artículo de primera necesidad. El fuel es imprescindible para el transporte público y privado y para el desenvolvimiento de la sociedad en general.
La economía depende en gran manera de esos precios e imponer a dichos productos una tasa añadida es apretar, aún más, las "tuercas" de las haciendas particulares, con las repercusiones tremendas que una medida de esa naturaleza tiene en el panorama económico actual.  

domingo, 14 de junio de 2009

el tiempo de elmundo.es

el tiempo de elmundo.es
El estilo, a veces, es un obstáculo, sobre todo para los que no manejan ningún manual de manera, modo o condición. La Vida, en cualquiera de sus vertientes, es estilo, expresión, elegancia, gusto, personalidad, distinción, carácter, método... o no es nada, y esto no significa que tener estilo, clase, manera, suponga utilizar el alambique, porque quien sabe destilar y reducir la esencia a quintaesencia sabe, además, que sobran los amaneramientos...
A veces se imponen estilos concretos. Las modas hacen que determinados individuos suban más alto mientras que otros, de igual o superior valía, sobreviven abajo en el subterráneo...
La Vida es una noria que da vueltas y más vueltas, y unas veces se sube y otras se baja.
El mundo intelectual a veces es un patético reflejo del mundo real.
A mi entender, el estilo y la cortesía, que hoy se venden a precio de rebaja, son actitudes que deben ir hermanadas. La chabacanería, vulgaridad, ordinariez, zafiedad, trivialidad, tosquedad, ramplonería, el toma y daca, el chatarreo y el revoltijo, crean un escenario de medias verdades, que nunca son medias mentiras, donde los medianos, los mediocres, los grises, vampirizan y degradan las enseñanzas heredadas.
Días atrás comentaba con mi pareja, acerca de la dificultad de encontrar la "excelencia", el correcto uso del verbo, en el día a día, en la vida cotidiana, y sin embargo, en que había que seguir esforzándose en continuar intentándolo.
Entonces fue cuando se me ocurrió volver a pensar en ello, en el estilo, en la cordialidad, la educación, la cortesía, en la amabilidad, en la corrección, en la amistad, en la fidelidad y hasta en la galantería... cuestiones tan en desuso en estos principios del Siglo XXI...  

martes, 9 de junio de 2009

Cada vez que los ciudadanos se percatan de que las soluciones que se ponen en marcha para atajar los problemas que existen, responden más al campo de una idea de chiste, y a dar una determinada imagen, que, a poner los medios adecuados, les consume una congoja y un desánimo que los aboca casi a la depresión colectiva.
Esto también se ciñe al ámbito educacional.
Es una realidad palmaria que el sistema escolar básico necesita con urgencia de cambios radicales que mejore la estructura de la enseñanza, que permita en un futuro tener una población profesional-laboral más competitiva y cualificada, en consonancia con el medio en el que se desenvuelven, mercado libre globalizado, sin barreras fronterizas, apertura internacional de los mercados de trabajo, etc...
Las medidas anunciadas, entre otras, se ajustan a dotar a los alumnos de primaria de ordenadores portátiles. Esta solución puede resultar muy productiva para la industria informática, pero poco contribuirá a resolver problemas de mayor calado que existen en el sistema educativo.
También a, becar con 1350 euros a los educandos que estén en situación de abandono de los estudios... Encontrarse con esa cantidad de dinero por asistir a clase, siempre es un estímulo, sobre todo para los padres... Lo que no veo tan claro es que los sea para los alumnos que reciben un " premio " por su " esfuerzo ", y sobre todo por el " ejemplo " que va a dar a los demás que se destrozan los codos estudiando.
Encima esos " colegiales " que van a recibir la " beca " suelen ser los más conflictivos en las aulas, no han querido estudiar nunca y menos ahora que son mayorcitos y les van más otros temas, y que, son los que también impiden que los demás reciban de manera provechosa las lecciones que se les imparte.
Todo ello me hace pensar que, al final, hay una sola intención, acicalar las altas cifras de fracaso escolar, que llega a su 32% de abandono en España, sin añadir el alto número de repetidores, de cara a los Objetivos de Lisboa, en el que los gobiernos de la UE., se comprometieron para 2010, reducir al 10% las cifras de estudiantes que no consiguen la titulación básica.
Ahora, el nivel educacional en España está en último o penúltimo lugar de toda la UE., y, muy lejos de la cifra pactada.... 

domingo, 7 de junio de 2009

No sé, la verdad, me cuesta confesarlo sin que se rebelen mis pulsiones más ácidas, pero no me queda otra cosa que admitirlo desde que empezaron a regirse las normativas antifumadores, mi vida ha cambiado...
No hay días en que practique de manera subterfugia laboriosos rictus para esconderme... Cada vez que prendo un cigarrillo, me persigue el articulado y la pesadilla. Mis movimientos se han vuelto acompasados y elegantes. Más que un fumador, soy un funambulista, un trilero de campeonato... La autoridad está obrando el milagro, superar los límites en los que naufragaron las suegras más exigentes y la cultura hercúlea.
La norma prohibe machacar las colillas contra el suelo, pero no dice nada de las alcantarillas. Que las vías de desagüe sean una categoría menor del pavimento o una ventana a otra parte es una cuestión que deben resolver los técnicos, a mí, en principio me sirven para zafarme de la regla.
Porque, ¿ qué se puede hacer con una colilla encendida ? Las soluciones son más bien escasas. Al mobiliario urbano le han puesto aún ceniceros. Dejarlas en el bolsillo no es la solución, por cuestión de higiene....
La comida rápida también es mala para el organismo y, el..... alcohol.........