Seguidores

martes, 23 de junio de 2009

¿ Somos acaso comediantes de este Mundo, de La Vida ? Por el duro baila el perro, dice el refrán y ciertamente es así, que hay que jorobarse para subvenir a las necesidades más perentorias, a todo lo que la existencia del devenir diario nos exige para poder afrontarla con decencia.
Sin embargo cuando la necesidad aprieta el zapato y la crisis y el desempleo espolean al ser humano, éste se ve instigado o subyugado a una serie de acciones que muchas veces no hubiese imaginado. Por ello, la necesidad obliga, agudiza el seso o el ingenio. Ergo... no está de más que en esta colectividad plagada de vicisitudes, incidentes y albures, aprendamos a caminar y a esforzarnos de todo punto que la Vida como de una escuela en el sendero del aprendizaje nos ayude a superarnos y a encontrar una senda que sea digna y de luz.
Por desgracia, el paro va haciendo estragos y nos encontramos ahí a la vera del camino muchas veces estancados, ociosos y pacatos, nunca mejor dicho, esperando esa voz como la de Jesucristo a Lázaro: " Sal fuera, levántate y anda.... " 

No hay comentarios: