Seguidores

viernes, 7 de mayo de 2010

Hay un momento de tu vida en el que se derrumban todos tus ídolos. Al principio sufres frustración porque pensabas que los " ases " nunca mueren. Pero, ocurre que en un instante te das cuenta de que ellos y ellas son también débiles, como tú, y también se caen, se desploman como nos desplomamos tod@s. Sucede en la política, en el deporte, el espectáculo y en el mundo del cine y de la farándula. En el amor. En la amistad. También, en la literatura, en la música...
El tiempo es demoledor. Hace que el óxido triunfe sobre el brillo, que la decencia termine cediendo a la audiencia y que el dinero se imponga a la honradez. Lo único que puede contra la vorágine del dios Cronos es la fe que, pese a todo, mantenemos, con distintas y oscilantes temperaturas, en determinados anhelos y esperanzas...
Son sensaciones que arrastras y te preocupan desde tiempos juveniles, cuando, de manera simultánea, se robustecen creencias y se pierden ingenuidades. Pero como la fe basa su solidez en lo irracional, avanzas en tu vida y mantienes a todo trance la convicción en determinada gente, en sus gestos, en sus aparentes valores, en sus promesas públicas y privadas, en sus mensajes de esperanza, en su labor profesional, aunque, tarde o temprano, te asalten dudas sobre su impostura, su teatro, su comedia o falsedad, llevándote hoy, a no fiarte ni de tu sombra...
Las dudas comienzan cuando ves caer, de manera estrepitosa aquellos paladines, que una vez derrotaron al capitalismo salvaje, o que realizaron intervenciones encomiables en pos de la seguridad ciudadana, o que se devanaron en mejorar el bienestar social de sus cmailto:compañer@s y de la colectividad , o se sacrificaron hasta la extenuación por salvar al enfermo, y ahora se han convertido en seres hieráticos, inexpresivos, corrompidos, corroídos, adulterados y corruptos, anclados en la regresión más lamentable, atrincherados en los muros de la contumancia senil, psicótica, ruin, abyecta y vil, aprisionando a todo un pueblo o a los vecinos de al lado, familiares o amig@s, que sólo quieren y aspiran a vivir en libertad y tranquilidad. Pierdes todo lo poco de fe que te quedaba cuando caen tantos atribulados cantautores de cuevas e impudores, que arribaron al éxito que tanto denostaban y que una vez en él se dieron y se dan a la nauseabunda vida del fariseo e hipócrita famoso o famosete.
Aún así, en medio de un tiempo político y social de truhanes, granujas y rufianes, de no señores y señoras, seguimos habiendo sujetos con pelo cano y empeño firme ( que preferimos morir de pie a vivir de rodillas ), con nuestras utópicas " ideas viejas " ( aquellas que te inculcaron de crío ) a cuestas, pregonando decencia. Pero, se nos contempla como raros especímenes de una época superada. En los tiempos en los que se gestaba la democracia que ahora se tiene, a las ideas las llamábamos ideales, o valores, o ejemplos, o fe en un futuro mejor, pero el caso es que queríamos creer en algo...
Hoy, sólo veo señales de humo, superficialidad, trivialidad, vacío, insustancialidad, y frivolidad. Gentes que intentan llenarnos la cabeza de pájaros y engaños y venderte con dolo lo que sea ( " la pulsera que te va a quitar todos los dolores ", etc. ). Aunque quiera ser optimista, no puedo sustraerme a contarles, muy sintetizado, un viejo y descorazonador cuento que, aún siendo una bastedad, por lo que pido excusas, resulta muy ilustrativo.
A UN BUEN CIUDADANO, CON LA PIEDRA AL CUELLO, DESESPERADO, TRAICIONADO, VILIPENDIADO, OPROBIADO, ARRUINADO, ALCOHOLIZADO, ACABADO, SE LE APARECIÓ DE PRONTO UN INDIVIDUO MAL ENCARADO QUE LE PROMETIÓ LARGA VIDA, GOCES Y FELICIDAD SI FIRMABA CON ÉL UN PACTO DIABÓLICO. AGÁCHATE, LE DIJO. FIRMARON. LUEGO LE PREGUNTÓ: ¿ CUÁNTOS AÑOS TIENES ? --- ¡ ¡ TANTOS !!, LE RESPONDIÓ LA VÍCTIMA.....
¿ Y TODAVÍA CREES EN EL DEMONIO ?     

No hay comentarios: