Seguidores

domingo, 1 de agosto de 2010

Cuando se dan bandazos en la conducción pueden pasar dos cosas: que se pierda el control, y el vehículo se estrelle, o que la máquina recobre el equilibrio por inercia. La disyuntiva no depende sólo de la pura mecánica y dinámica, sino también de la pericia del conductor.
En el tratamiento de las crisis, los organismos internacionales y los países han dado hasta ahora dos bandazos: EL PRIMERO, SOLTANDO LIQUIDEZ A MANSALVA, PARA IMPEDIR EL COLAPSO, A COSTA DE UN GRAN ENDEUDAMIENTO Y UNA BRUTAL DILAPIDACIÓN. ESTO DE DAR CUERDA A LA COMETA PARA CAMPEAR EL TEMPORAL Y EL VENDAVAL, LO SECUNDARON TODAS LAS NACIONES. EL SEGUNDO, DRENANDO LIQUIDEZ A DIESTRO Y SINIESTRO, PARA CORTAR EL RIESGO DE IMPAGO DE LA DEUDA, A COSTA DE ENDEUDARSE AÚN MÁS Y CERCENAR LA RECUPERACIÓN.
Esto de recoger la cuerda para tensar el control los están haciendo todos los países, excepto los EE. UU., y a pesar de ello a día de hoy vuelven a ir de culo y cuesta abajo.
LAS TEORÍAS YA NO SIRVEN, Y LA RAZÓN LA TENDRÁ EL QUE MANTENGA LA COMETA EN EL AIRE ( con misiles " TOMAHAWKS " ) O EL COCHE EN LA CALZADA CON MISILES " HARM "..........
- JACH -

No hay comentarios: