Seguidores

lunes, 26 de abril de 2010

Nací en Tánger, estudié en un liceo francés, mixto, dónde convivíamos estudiantes de muchas nacionalidades y de las tres religiones. Le puedo asegurar que no existían los problemas que hoy se dan en nuestro país. Las alumnas musulmanas no llevaban la cabeza cubierta nunca. Estaban encantadas de parecerse y ser como una francesa más. En Tánger no tenían que confrontarse a nada; convivíamos perfectamente moros, judíos y cristianos; aquí, hoy, está bien visto confrontarse a todo: sencillamente porque no quieren ser como las demás chicas; esta postura viste bien; rebeldes; están en minoría y no quieren ser como la mayoría. He tenido luego, por mi trabajo, la ocasión de estar destinado en Melilla, e igual os puedo decir, añadiendo al colectivo de creencia o fe hinduísta. 
Y ahora estos musulmanes o moros, que viven en España porque los españoles queremos, es decir: que son nuestros " invitados ", van a ir a protestar al Tribunal Constitucional porque en un colegio madrileño, con un ideario al servicio de todos los padres que quieran escolarizar a sus hijas en ese centro docente, no está permitido estar con la cabeza tapada con su velo, con una gorra de beisbol o una boina vasca... lo que sea. Mire, si se transige en esto, la invasión que tienen en mente estos señores de Al Andalus, simplemente por su poder demográfico, ya la tienen medio ganada ¿ Dónde se mete mi amiga la Srª Aido que no la encuentro para defender a estas pobres mujeres que tienen que llevar, como signo de sumisión al varón, la cabeza tapada ? Ésta, de feminista, solo tiene el pene de la Barby ¡ Qué verguenza ! ¡ Qué empanada mental más monumental ! ¡ Qué sin sentido de una tan cacareada libertad e igualdad que no saben lo qué es ! ¡ Qué falta de coraje, coherencia, dignidad y vergüenza torera más grande ! Cada día que pasa da más pena ser español...

No hay comentarios: