Seguidores

miércoles, 28 de abril de 2010

Hay volcanes que entran en erupción, por ejemplo, cuando el Tribunal Supremo, ha permitido que se le vitupere por parte de esos adalides izquierdistas de insólito pelaje y encaje en una democracia...
El pueblo español en su día pasó página de todo aquello que ahora vuelven a regurgitar... todo el odio y el rencor de hace más de setenta años...
Hay volcanes, como el de denominación impronunciable islandés, cuya palanca en el centro de la Tierra ( en el corazón en este caso ) manipula una mano torpe o malintencionada activa, y la indiganción, el hartazgo, la naúsea, el vómito, revientan a causa de ello y salen a la superficie con todo su natural aparato incandescente, y luego hay otros volcanes, los que recuerdan al ser humano sus limitaciones, cuando no su insignificancia, y que, en el caso del que en el Septentrión de los mares se ha puesto a arrojar gigantescas fumarolas al espacio, ha convertido a miles de soberbias aeronaves en avioncitos de juguete.... Un poco de humo, de polvo en suspensión, dió al traste con la navegación aérea en Europa, y salvo por el perjuicio que supuso para los sufridos pasajeros varados en los aeropuertos, algunos con verdaderas necesidades, el suceso ofrece algo muy bueno, una lección, bien que está, como todas las que nos regla La Naturaleza, tampoco nos habrá de aprovechar....
Hay, en todo caso, volcanes y volcanes, hijos e hijas de puta, pero, bien pensado, todos nos demuestran cuando nos despiertan..... UNA LECCIÓN.-

No hay comentarios: