Seguidores

sábado, 24 de abril de 2010

En cada época, en situaciones concretas, surgen temas que amenizan tertulias y debates, medios de comunicación y casi siempre, por no decir siempre, esas cuestiones carecen de fundamentos, profundidad y sin criterios exactos de lo que se va a analizar o hablar. Ahora, en la mayoría de los casos llevadas por una parcialidad de execrable intolerancia hacia el que piensa distinto de lo que es considerado lo " políticamente correcto "...
Son frases y opiniones ( hasta sentencias irrebatibles ), dejadas a caer, que como río buscando su cauce se van deslizando y van empapando las mentes dormidas, ausentes de esfuerzo o cansadas, que recogen esas noticias o ecos, como sonidos lejanos, y muy distantes de su pobre capacidad de raciocinio...
Cualquier situación actual, se pone en tela de juicio ( más si va en contra de la ideología imperante ), críticas, ofensas, insultos, oprobios, desagravios.... Desgraciadamente el grueso de esta sociedad, en la que el relativismo, el sexismo, el sexo sin sentimientos o amor y el materialismo se imponen como una " verdad irrefutable ", todas las manifestaciones vengan de donde vengan ( sin ninguna base contrastada ), son matenidas como ciertas. Ese relativismo, compara la ofensa, el ultraje, el vituperio, la afrenta, el agravio, el escarnio, el menosprecio, la burla y la injuria, con el derecho a la expresión y con el pensamiento de su doctrina, credo, ideario e ideas, a cualquier precio.
Se están viviendo, la prueba hoy, momentos oportunistas, vengativos, resentidos y rencorosos, en ellos se vilipendia a miles de personas, que por pensar de otra manera, somos criminalizados.
Las personas, el ser humano como individuo comete errores, pero la erudición, el saber, la creencia, los ideales y principios de cada una deben de ser respetadas ( hasta el " modus vivendi " por el que optes, mientras no perjudiques al prójimo ), lo que supone la expresión llevada a la libertad, al buen uso de la libertad ( no al " libertinaje " o a un albedrío de privilegios por estar circunstancialmente en el poder ), que es la virtud de la democracia, y no convertirla en tiranía de la información.... 

No hay comentarios: