Seguidores

jueves, 15 de abril de 2010

El plan de austeridad puesto en marcha por el Gobierno está llegando al trabajo diario de muchos agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil. A pesar de que el presupuesto del Ministerio del Interior ha crecido un 1,3% para 2010, faltan materiales y se prodigan los mensajes de ahorro dentro de las FF. CC. S. E.
El Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil no iban a ser una excepción a las medidas de ahorro puestas en marcha por el Gobierno aunque según fuentes de los cuerpos de seguridad consultadas por El Confidencial Digital van apareciendo los primeros signos fehacientes de que “ falta dinero ”.

Y se nota en cosas tan sencillas como el material de oficina, por ejemplo. Escasean los folios en algunas comisarías y puestos de la Guardia Civil. Y hay prendas de vestir que no se reponen una vez que se ha agotado el stock existente en los almacenes.

Desde hace algún tiempo en los ordenadores del CNP cuando acceden a la intranet aparece una ventana emergente con el siguiente mensaje: “ Por favor, con el fin de reducir el consumo energético y contribuir al cuidado del medio ambiente se recuerdan las siguientes normas de actuación en su lugar de trabajo ”. A partir de ahí se enumeran una serie de recomendaciones como mantener puertas y ventanas cerradas, poner la calefacción a una temperatura que no supere los 21 grados o programar el aire acondicionado a 26 grados.

Fuentes policiales consultadas por ECD aseguran que estos hechos son los primeros síntomas de una situación económica que se va a agravar. En el caso concreto de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se ha decidido suspender los cursos de reciclaje y se ha instado a los agentes a que “ reduzcan el número de kilómetros que hacen en sus patrullas ”. Además para el Plan Verano 2010, no se les adelantarán las dietas como siempre, por lo que se insta a los agentes, en principio, a que se apunten voluntarios para el servicio a sabiendas de que no hay un euro.

Las mismas fuentes señalan que, de momento, todo lo que afecta al parque móvil y al combustible no se ha tocado aunque aseguran que “ es cuestión de tiempo ”. Sin embargo, algunos talleres sí que se han negado a reparar vehículos de la Guardia Civil por el retraso que se producía en los pagos.

No hay comentarios: