Seguidores

domingo, 28 de febrero de 2010

El legislador dispuso ( Artº 25.2 de la C. E. ) que las penas privativas de libertad y las instituciones que las ejecutan, estuviesen orientadas a " procurar " la reeducación y reinserción social de los reos o condenados. En el caso de los menores de entre catorce y diecisiete años se establecieron garantías añadidas en defensa del interés del menor, pero desde entonces, cinco reformas para endurecer la Ley y la dejación administrativa por parte de las autoridades, han dejado de " la mano de Dios " a esos jóvenes como el " famosete ", " Rafita ", uno de los condenados por el asesinato de la joven Sandra Palo tras violarla, atropellarla y quemarla viva, una travesura de adolescente, pero que hoy goza de una feliz " reintegración vigilada " ( que brilla por su ausencia, a los hechos me remito ), siendo detenido una y otra vez por la supuesta comisión, de lo que popularmente se llama " robo de vehículo ", y digo popularmente porque en realidad penalmente está considerado como hurto, apropiación indebida o utilización ilegítima de vehículo a motor, al considerarse de que en principio no hay dolo alguno en querer quedarse con el bien, en éste caso el coche.
Pero las noticias de este tipo, en el fondo, es un avance del progreso y lo que le gusta al populacho analfabeto y morboso, creédme. Lo han reinsertado, al menos, como ladrón de coches, no como asesino vil, brutal y violador de jóvenes, que al ser delitos de mayor gravedad conllevan un mayor gasto en las paupérrimas arcas de la Justicia.
Algo se ahorra el contribuyente ( bueno el Estado, para regalárselo a alguna ONG., dedicada a la conservación del " nabo autóctono de Pijolandia " ) con este nuevo este nuevo reintegrado, " Rafita ". Pero, ¿ por qué no se avanza un poco más en el magnífico proceso de reinserción social del elemento éste y el Estado le facilita un coche oficial para su uso exclusivo y el de sus coleguitas ? Seguro que con ello se ahorraría también que tener a la Policía entretenida con la " criatura " y no protegiendo al global de los ciudadanos...
Tiempos vendrán en que la Historia ponga en su sitio al actual Derecho Penal como ejemplo de ineficacia, de cometer errores por un tubo, de injusticias, de desbarajustes, cachondeo, elevando a un grado superlativo de locura y masoquismo la salud psíquica del pueblo, cuando los legisladores pierden el sentido común...
- JACH .- 

No hay comentarios: