Seguidores

martes, 9 de febrero de 2010

Nadie hizo tanto mal en tampoco tiempo... Cuando la sed de meterse los dienros en los bolsillos deja a miles de gentes parados y tiesos, cuando tiembla la bolsa, cuando se teme un petardazo financiero y desde occidente se anuncia el hundimiento de España, la derecha le dice al Ejecutivo: ahí está el toro, a ver que lidia le haces.
Eso de tener razón me jode, porque al final es una cosa muy española y de enterados, y no suelo serlo. Se puede tener razón incluso para lo vergonzoso. Si el Gobierno se ha equivocado se echa y ya está, punto. Lo malo es que se ha acojonado a un batallón de abuelos que estaban jugando al tute. Se ha venido abajo, se ha arrugado el neocapitalismo compasivo o estado de bienestar.
Ahora tendrán que recomendar a los que siguen trabjando el consumo de adormidera, como hicieron en el Reino Unido cuando la Revolución Industrial, para que los trabajadores aguantaran hasta el final. Les metieron opio en el cuerpo hasta que ya de ancianos se iban achicando y encanijando hasta quedarse como monos pequeñitos, sin jubilación ni nada.
Toda la vida aforando para la pensión y ahora se la quedan. Tengo que seguir trabajando o irme a otro lado, me lo temía, menos mal que no se desarrolla una vida, una labor, con las canas, sino con el entendimiento. 

No hay comentarios: