Seguidores

lunes, 11 de enero de 2010

LA GUERRA OLVIDADA

A pocos metros de inmensas zanjas embarradas, un grupo de seres humanos curtidos en mil batallas dirigían con frecuencia su mirada hacia su objetivo. Llamaba la atención uno de ellos; sobre la cabeza llevaba el típico fez rojo de fieltro marroquí, al tiempo que sujetaba con cierta solmenidad un banderían de tropa en el que se distinguía la figura de un dromedario, insignia de las " Tropas Nómadas del Sáhara "...
No, no era el invierno de 1957 en el norte de África. Era el 16 de diciembre de 2009 en la capital de España,  frente al Congreso. Y se trataban de veteranos de Sidi Ifni y del Sáhara, LA GUERRA OLVIDADA. Soldados de reemplazo e integrantes de unidades expedicionarias que combatieron en el África Occidental español y que se manifestaban para reivindicar el reconocimiento del Estado a quienes fueron enviados a una  guerra colonial tan lejana como inhóspita. No lanzaban gritos ni consignas: las pancartas que portaban lo decían todo y, por si quedaban dudas, repartían octavillas con un manifiesto con los logotipos de sus asociaciones de ex combatientes.
Reclutas calzados con alpargatas, armados con carabinas que dejaban de funcionar en el momento más crítico, munición en mal estado y un casco y una vela como instrumento para comunicarse en morse. El Ejército peor equipado del Mundo. No quedaba otra, era lo que había entre 1957 y 1960. Varios centenares perdieron la vida o resultaron mutilados. Otros quedaron marcados para siempre por el recuerdo del sufrimiento y de los compañeros muertos. Por eso es justa su reivindicación. Por eso es de recibo que se les compense de una puñetera vez...
Plegaron sus pancartas igual que las habían extendido: con la esperanza y simultáneamente el escepticismo, de que aquello sirviera de algo. Al día siguiente no hubo referencia alguna en los medios de comunicación. Pero yo lo sé a través de camaradas de Internet y tomé buena nota, porqué también me acordé de aquellos muertos en la Guerra del Rif, " El Barranco del Lobo ", " Dar Driouch ", etc., y cuyas tumbas llegué a visistar. Es razonable una compensación moral y económica a los soldados que combatieron en Sidi Ifni y El Sáhara.
Aquel 16 de diciembre, mientras Aminatou Haidar ( de la cual ya nada se sabe ) contaba las horas para regresar al Sáhara, esos veteranos de guerra querían que su presencia en Madrid sirviera para recordar que aún existen, aunque sean supervivientes de una guerra que la dictadura no reconoció y que ahora, cincuenta años después, sigue siendo UNA GUERRA OLVIDADA...  

No hay comentarios: