Seguidores

jueves, 7 de enero de 2010

Hay que tener mucha fe para no perder la fe. No resulta fácil mantener la credulidad en un tiempo donde se llaman las cosas por lo que no son y que la gente miente más que calla.
A Belén Esteban la llaman la " Princesa de San Blas ", incluso del pueblo en general, cuando, sinceramente, al verla y oírla es difícil imaginar nada tan alejado de ese ser de ensueño que es una princesa.
También está el rally " París/Dakar " desarrollándose en estos días. Otra perversión del entendimiento, ya que esta ruidosa competición se celebra en sudamérica, a miles de kilómetros de las capitales europea y africana.
Ya nada es lo que parece, probablemente porque nunca lo fue. Ya dije, asimismo, que se ha demostrado de manera irrefutable que los primeros que llegaron a América fueron los vikingos en el Siglo X. También que Jesucristo no nació el día uno de hace dos mil nueve años. Ahora se acaba de descubrir que la famosa foto del Sr. Centelles, con unos milicianos parapetados tras unos caballos muertos, fue todo un montaje. He sabido, también, de manera muy documentada que Federico García Lorca ( en contra de lo que opina la mayoría o de lo que quieren hacer creer ) era de derechas e íntimo amigo de José Antonio Primo de Rivera...
Todo el Mundo es una incertidumbre en sí mismo, donde no se sabe lo que vale El Corte Inglés, cuánto subirán los impuestos, si los pijos son de derechas o izquierdas, etc., etc., etc.... Una vergüenza.
A estas alturas del Siglo XXI, sólo tengo una cosa segura, que lo más feten que hay es el Calendario Zaragozano, que te dice cuándo hay que sembrar y casarse, para que no se te agüe la boda y la cosecha....   

No hay comentarios: