Seguidores

viernes, 8 de enero de 2010

ESPAÑA, EL NUEVO ENFERMO DE EUROPA

El título que encabeza estas líneas proviene de la prestigiosa publicación británica THE ECONOMIST, motivado por la soberbia de " Herodes " y de su grupo oculto y sectario que dirige a su libre albedrío el País, que se niega a negociar un pacto de Estado con las restantes fuerzas políticas, empresariales y sociales, prestándole especial atención a la tan necesaria " reforma laboral " tendente a reducir esa lacra social llamada PARO, primera preocupación de los ciudadanos de esta Nación, según la última encuesta del CIS. En opinión de la mencionada publicación, el sistema laboral español es " ineficaz " e " injusto "...
A estas alturas, la crisis no sólo ha deteriorado la economía de los ciudadanos, sino que ya comienza a afectar el ánimo y personalidad de los mismos.
No se comprende que se eleven los impuestos, cuando por ejemplo, Alemania los bajó, y ya está saliendo de la tan manida crisis.
Cada día se incrementa el número de profesionales, con algo más de cuarenta o cincuenta años, que son separados ( amén de oprobiados y excluidos ) de sus empresas para ser sustituidos por otros muchos más jóvenes y sin experiencia que son vinculados mediante contratos temporales por un cierto tiempo. Las prejubilaciones y los ere,s están consiguiendo convertir a estos trabajadores en seres inútiles y desesperados.
A su vez el empresario, forzado por la sectaria y desastrosa política de " Herodes " y sus secuaces, sólo recurre a cerrar sus empresas y a los recortes de plantillas para mantener a flote las mismas...
Si esta sangría no se corta, y no hay visos de ello, la debacle continuará hacia el Apocalípsis, incrementándose talcomo han augurado doctos organismos nacionales e internacionales.
Los principios éticos y morales han desaparecido. Ahora impera, prima, el " sálvese quien pueda ", y con perdón, el " maricón el último ", y, a nadie le preocupa lo que le ocurre o le ocurra al vecino. La sensibilidad ya no existe y todo suena a renuncia y desencanto. Ya no se recuperarán los valores...
Las alegrías, las fiestas, los saraos, las orgías, las bacanales y los buenos momentos parecen estar patentados y pertenecer a los de siempre. Los sufridores son los mismos.
Se entra en otra década, sin esperanzas, desanimados e incrédulos por la desastrosa gestión de " Herodes " y sus acólitos, entre los cuales proliferan los deshonestos y sátrapas... 

No hay comentarios: