Seguidores

lunes, 25 de enero de 2010

En 2010 cada trabajador español pagará 389 euros por el último incremento de fondos destinados a las autonomías. Ese empleado o autónomo prescindirá de 278 euros para financiar las obras municipales del nuevo " Plan E ". Y deberá pagar otros 1.990 euros, únicamente para satisfacer el abono de los intereses ( no del principal ) de la deuda pública.
Esos mismos trabajadores, mientras más de uno verá peligrar su empleo, deberán quitar de cada salario anual 116 euros en conceptos de ayudas al desarrollo de países como Cuba, Venezuela, Bolivia o Sudán, entre otros muchos....
Pagarán al menos 500 euros para rescatar a las cajas de ahorros. Desembolsarán 556 euros que ha costadopor año, desde el 2005, el incremento de los gastos en salarios, coches, dietas, comidas, regalos, viajes, papelería, y otros " gastos corrientes " de la administración. Tendrán que retratarse con otra cantidad parecida para la subvención de oenegés, asociaciones y grupos varios, como la llamada " Asociación Para La Defensa y Protección de la Rana Autóctona del Bajo LLobregat ", e incluso, tendrán que destinar 28 euros a sufragar el regalo deun proyecto de construcción de metro, en Vietnam, que prometió hace un mes el presidente del gobierno.
Son sólo unos ejemplos, hay más ( el que no me crea que se vaya a los presupuestos generales del Estado ) que suman casi 4.300 euros de cada trabajador/a. Imaginaros ahora lo que supondría añadir los costes de todos los gastos y departamentos públicos que son absolutamente inoperantes. La versión oficial asegura que quienes defendemos un recorte de gastos e impuestos atacamos a la solidaridad del gobierno. ¿ A vosotr@s os parecen estos ejemplos una muestra de fraternidad ? ¿ O, más bien, la obra desbocada de un alienado incapacitado no sólo para gobernar un país, sino la comunidad de propietarios de Villaluega de Abajo ? 

No hay comentarios: