Seguidores

sábado, 16 de enero de 2010

Abordar la transición desde la filosofía cívica, a la razón de Estado o, dicho de otro modo, el proceso por el cual una idea de la política como arte pensado para lograr el bien común fue progresivamente sustituida por otra cuyo objetivo exclusivo fue y es la conquista y conservación del poder; resulta un a congruencia digna de tener presente y aclaratoria sobre las dudas que invaden al colectivo.
El concepto de política ( como tal ) actualmente dominante, es básicamente el que impulsaron los teóricos de la razón de Estado.
En origen, y a partir del derecho romano, surgió un concepto de política vincculada con las virtudes cívicas de defensa de la comunidad de individuos que comparten una idea de justicia,  frente a la sempiterna amenaza de la tiranía, el gobierno de un sujeto ( normalmente neurótico ) o de un grupo ( singularmente radical )... La idea así, de política, se contraponía a la de Estado, concebido como el " Estado " de alguien...
Pasado el tiempo e ingente cantidad de vicisitudes históricas, la idea de política no solo se asimiló a la razón de Estado, sino que ésta acabó monopolizando aquella. Se pasó así de una actividad concebida como la más noble de las ciencias humanas a la idea de una actividad innoble y depravada. No se le consideraba ya el mejor instrumento contra la corrupción, sino el arte de adapatarse a ella, cuando no de perpetuarla.
De la definición, un tiempo imperante, de gobierno, de acuerdo con el sentido común, razón y justicia, se pasó a la actual de " razón de Estado ", que sepultó una política entendida como filosofía cívica y de armonización de la conivencia ciudadana. Realmente una utopía hoy, dada la victoria de los " teóricos " del Estado, auténticos autocrátas y dictadores, con un espectro duradero y demoledor, predominantemente en la actualidad partiendo de una idea sectaria de la política, alejada de la búsqueda colectiva del bien, común a todas y todos los ciudadanos y ciudadanas y con un resultado penoso que indica que en un futuro a medio plazo sus posibilidades de cambiar resulten patéticamente escasas.... 
      

No hay comentarios: