Seguidores

sábado, 10 de octubre de 2009

The warrior of the shades

En los días previos a la elección de la sede de los JJ. OO. de 2016, fue curioso observar de manera evidente e irrefutable la gran unión existente entre los integrantes de la delegación española a pesar de sus diferentes ideologías, doctrinas, credos, idearios e ideas, sujetos de diferente pelaje, calaña, índole y traza...
Es singular como mucha gente ( casi todos, porque son medio tontos ), se admiraba de tanta cohesión, de esa unidad, unanimidad y conformidad de todos sus componentes, llegando incluso a los corazones y a derramarse alguna que otra lágrima ante tanta afabilidad entre entes tan diversos...
En unos momentos muy delicados económicamente, simultáneamente al conocimiento del aumento de parados y que se sabía, asimismo, que España sería o será la última en salir de la recesión, me pregunté, de por qué no emplear tanta unidad y cordialidad, el mismo espíritu olímpico pero en la política y vida cotidiana.
Uno está harto de ver como los representantes de la ciudadanía no practican ese mismo ánimo " deportivo " y realizan el trabajo en alianza, cohesión, trabazón y concordia, y, sí.... sin embargo, contrariamente se dedican a bronquearse entre ellos, buscándose cada uno por su lado aliados en la banca y la patronal, para sacar su propio provecho de la crisis a costa de las capas sociales más deprimidas y humildes, o de los banqueros y bancarios que nunca pierden y sólo quieren el dinero para ellos y no para ayudar al pequeño empresario o al desgraciado obrero de turno, tan necesitados de liquidez.
Lo que quiero es que esos de la derecha, los del centro y sus aliados se dediquen a ayudar al gobierno y que este a su vez deje de dar por el culo a aquellos, los diferentes, bueno, no tan discrepantes, porque en definitiva a todos y todas las mueve lo mismo el dinero y se reduce a ver quien se mete más billetes en el bolsillo...
Sí, es necesario la energía, la resolución, la valentía, osadía, respeto, denuedo y coraje olímpicos en política, administración, economía, gestión, dirección y en la vida en sociedad. Por España y por sus ciudadanos....
Pero sospecho que esa unión transitoria de la presentación de la candidatura para sede de los JJ. OO. de 2016., sólo estaba imbuída por lo de siempre, el mercadeo, el trapicheo financiero y que tajada pecuniaria se podían sacar cada uno de ellos fuesen de la ideología que fueren....
-JACH-

No hay comentarios: