Seguidores

miércoles, 7 de octubre de 2009

Es tristísimo leer todos los días noticias sobre como la mayor parte de los representantes públicos malgastan el dinero de todos en obras innecesarias, viajes absurdos, coches de lujo, comidas, saraos y fiestas en " puticlubs ", en material mobiliario y de ofimática " para " los centros oficiales y que luego los " jefecillos " subalternos se dedican asimismo a dilapidar, y, en algunas otras historias que desde un principio saben que no van a conseguir... " Juegos Olímpicos de 2016 ", " Mundiales de fútbol ", etc...
Y, encima, toman medidas incongruentes: recortar las ayudas sociales, en ciencia, tecnología e innovación, investigación médica, y en otros gastos mucho más necesarios y yo diría que hasta vitales y directos para los ciudadanos, o simplemente no realizar las obras e infraestructuras fundamentales y básicas, coherentes, de sentido común, como crear industria, en definitiva producción...
Antes se podía tener de una manera o de otra una ideología determinada, creer en esto o en aquello, en aquel, aquella o en el otro o en la otra, fe en las personas y en las ideas, pero gracias a la pésima, nefasta gestión, administración de los bienes públicos y recalco lo de público, de esos ecónomos " chorizos " de pacotilla, se ha conseguido que todo se pierda. Solo les interesa meterse el dinero ( ajeno ) en el bolsillo, especular, rayar siempre en el cochecho, dar óbolos a todo aquel que les pueda votar para así salir elegidos de nuevo y continuar trincando y recibir dádivas, suculentas comisiones y " regalos ", y seguir ocupando la poltrona. Muy pocas veces piensan y sopesan qué es lo que verdaderamente hace falta, y se rodean de innumerables asesores, coordinadores y soplagaitas, amén de otros sujetos normalmente innecesarios y que no se sabe realmente lo que pintan en toda esta " película "............

-JACH-

No hay comentarios: