Seguidores

sábado, 11 de septiembre de 2010

HUELGÓN ( ¿¡ !? )

UGT y CC.OO ya han puesto en marcha la intendencia necesaria para calentar motores. La huelga convocada para el próximo día 29 es un reto para los dos grandes sindicatos. No es que en la calle se respire un aire muy propicio para una gran movilización pero creen que hay tantos motivos para el descontento, para la contestación que al final y en palabras del señor Toxo, lo que vamos a ver, al final será " un huelgón " ( o un mojón, según se mire ). Mucho tendrán que trabajar para que esto sea así y vencer a esas encuestas que nos dicen que la mayoría de trabajadores no acudirán a la misma. El precedente - si es que se puede considerar como tal - de la huelga de funcionarios ( amanerados y amariconados ) es un termómetro que indica hasta qué punto, pese al enfado, los trabajadores de toda índole y la ciudadanía en general parece asumir como algo inevitable, como un maleficio una situación que, efectivamente, no va a mejorar por una jornada de huelga. Los parados ya lo están y por tiempo y los que no saben que la situación no está para bromas. Es verdad que con que se paren los transportes públicos la huelga puede parecer un " huelgón " ( o un mojón ).


El vídeo de UGT tratando de animar al personal no es precisamente un buen reclamo ( es una mierda ). No sé de donde ha sacado UGT que los trabajadores van a sentirse motivados con un video semejante: cutre y burdo, de " chikilicuatre ". Tan cutre y tan burdo que nadie diría que es un vídeo para llamar a la huelga. A estas alturas gastarse el dinero que no hay en un vídeo de esas características puede ser un síntoma del propio decaimiento y corrupción sindical que trata de coger oxígeno con la huelga del día 29.
Aspiran UGT y CC.OO a que la convocatoria tenga el éxito suficiente y necesario para que el Gobierno, al día siguiente modifique su política económica. Un " huelgón, muy huelgón " tendría que ser para que esto ocurra. Otra cosa es que el día 30, una vez quemado el último cartucho, UGT y CC.OO reconsideren su estrategia y de una manera u otra se restablezca una vía de diálogo con el Gobierno. El Ejecutivo, por su parte, ya da por descontada esta jornada. Sabe que la tiene que pasar y la acepta como quien sabe que tiene que ir al dentista. Se va y ya está. De lo que si podemos estar seguros es que el " huelgón " no va a quitar el sueño al Presidente del Gobierno, ni al ministro del ramo; es decir a D. Celestino Corbacho Chaves, a quien solo le falta poner en la maleta las cosas de última hora para establecerse en Cataluña.
El derecho a la huelga es tan derecho como el derecho al trabajo. Ambos derechos deben convivir pacífica y democráticamente. Desgraciadamente hoy en España es un derecho más seguro el derecho a la huelga que el derecho al trabajo que se ha convertido, el trabajo, en un bien escaso y muy perecedero. Con los datos en la mano, y en teoría el señor Toxo debería tener toda la razón. El 29 se debería vivir un " huelgón " pero todo apunta a que será una huelga de caca sin más. Los sindicatos han llegado tarde, han estado contentos mientras cogobernaban ( trincando sin pegar golpe ) y cuando pase el 29 tendrán que mirarse a sí mismos y averiguar que papel quieren jugar en lo que queda de crisis que es mucho y muy duro, para seguir, en principio, seguir engañando a l@s camaradas, que otro lado no " dan la cara " .
En una sociedad democrática y bien organizada los sindicatos tienen el papel insustituible, entre otros, el de la interlocución y ese es el que tienen que recuperar aunque las medidas que se adopten no les gusten. Canalizar con inteligencia el descontento que a todos produce una política de recortes deberá ser su reto más inmediato porque de lo contrario corren el riesgo de que se les perciba como irrelevantes cuando en realidad son necesarios y más en tiempos de crisis, que desembocaran en el apocalípisis final.

No hay comentarios: