Seguidores

jueves, 30 de septiembre de 2010

DE COBARDES Y VAGOS: UN ENJUAGUE BOCHORNOSO

Mi balance de la huelga: un enjuague bochornoso

Que no se preocupen los sindicatos: los ciudadanos hemos tomado nota.
Este enjuague con el Gobierno, este simulacro de pseudo-huelga general, ha dejado claro ( por si alguien tenía dudas ) que estos colectivos no defienden los derechos de los trabajadores, así en general, sino los de “ algunos trabajadores ”. No se oponen a las políticas que agreden a los asalariados sino sólo a aquellas promovidas por los gobernantes de una ideología concreta. Se me caería la cara de vergüenza si estuviera afiliado a algún síndicato, porque ello significa de una manera u otra " colaboracionismo ".....
Me parece una abominación y afrenta, y lo digo claramente.


Me llaman la atención tres datos de lo sucedido ayer:


1.-  El Ejecutivo evitó en todo momento dar cifras concretas del seguimiento global de la huelga en España. Es la primera vez que esto sucede en nuestro país. Y responde a un pacto Gobierno-sindicatos para que ninguno de los dos salga dañado de esta cita. Unas cifras irrisorias hubieran erosionado aún más la maltrecha imagen pública de los convocantes principales: UGT y CCOO.


2.- No conozco a nadie que este miércoles haya oído pronunciar una sola vez la palabra “ dimisión ”. Ningún líder sindical ha exigido cuentas al inquilino de La Moncloa. Curioso. Porque parece que se han vulnerado de forma intolerable los derechos de los trabajadores. Así nos lo han hecho saber, por tierra, mar y aire. Sin embargo, nadie exige responsabilidades. No lo entiendo.
De hecho, el líder de UGT fue ayer muy claro: esta huelga “no se convocó con el objetivo de hacer caer al Gobierno”. Un hecho insólito que debemos sumar al anterior. Nunca antes se había sido tan benévolo con un presidente responsable de una reforma laboral tan dura.


3.-  Jamás se había visto a un ministro de Trabajo tan complaciente con los actos de violencia perpetrados en diversos puntos de España durante la jornada de ayer. Me refiero a los demagógicamente llamados “ piquetes informativos ”, que han sido exonerados de cualquier culpa desde La Moncloa. Estos incidentes han sido tratados como simples anécdotas ( cuando en uno de ellos, en Getafe, resultaron heridos de gravedad tres policías nacionales ¿ Y el ministro de Interior que tiene que decir ? ) y no como auténticos atentados contra el derecho a trabajar que todo español debe ver protegido.

Los Mossos D' Esquadra, en Barcelona, dijeron " soto voce ", que tenían órdenes de hacer " la vista gorda "........
Como digo, me pareció un enjuague bochornoso, llevado a cabo por cobardes y vagos. Tomamos nota. Y por cierto todo aquel o aquella que me diga que está afiliado o afiliada a un síndicato, sea cual sea, que ni se le ocurra dirigirme la palabra, no tengo amigos, ni conocidos, " colaboracionistas con la tiranía "......

-JACH-

No hay comentarios: