Seguidores

sábado, 25 de septiembre de 2010

Como a veces se dice, me " gusta " que los periodistas se coviertan en profetas de la actualidad, en augures de futuros acontecimientos, en oráculos que pronostican conflictos por doquier. Nadie elevará a los altares de un premio los aciertos y en los errores siempre se hallarán coartadas para justificar que los hechos se desviaron del camino aventurado por mi fiable teclado...
Dicho lo cual, confieso que peco conscientemente porque la única alternativa que me parece más interesante e importante para navegar por estas líneas de la realidad, tan plana estos días como las pelotas que bombardean las canchas de tenis. Pero esta falsa calma oculta tempestades. Pronto ocuparan minutos los telediarios y reverdecerán las horas de antaño en la programación de la televisión, si una ruptura de época no lo impide. Atentos a los juicios paralelos cuando el lunes que viene arranque el caso " Malaya ". La duda que me queda es si el " temario " ha perdido un ápice de morbo, porque para eso los " share " son muy exigentes...
Pánico me da el subproducto de consumo de masas ( de la vulgar " saga " Belén Esteban ) que se puede crear. Igual convierten a Roca en el héroe ( y a mi amigo Julián en martir ) del serial, porque toda buena película requiere de un malo redomado y para ese papel hay roles de sobra....
Pero vende más decubrir la otra cara del corazón oscuro. Y dudo mucho que esos programas apuesten por el fiscal anticorrupción como el bueno nacional....
-JACH-

No hay comentarios: