Seguidores

martes, 15 de febrero de 2011

El señor Rubalcaba está nerviosísimo en su escaño porque revive ese " faisán " que él creía muerto y enterrado gracias al último servicio del señor Garzón, y que ahora se le aparece como un espectro justiciero, como el corazón delator de Poe, haciendo tic tac bajo las tablas del Congreso y encarnándose en las preguntas del señor Gil Lázaro. La primera reacción fue disimular, forzar una sonrisa, pero los latidos delatores se amplifican y le hacen perder los papeles, demasiado histórico como para acertar con una salida digna. Decía de estar muy fuera de sí para versionar " el hoy más que ayer pero menos que mañana ", quizás contagiado por las felicitaciones de " San Valentín ", pero que hablando de terrorismo, es imposible desligar de aquella memez planetaria de Zapatero, cuando uitlizó el mismo concepto y al día siguiente volaron la T-4........
Queda saber si cuando vomitó aquello de " extrema derecha " lo hizo también presa de los nervios,o si era una maldad ( otra más ) que traía preparada de casa. Si es lo segundo, aún me da más pena, y más repugnancia, que parece que el PSOE., no ha aprendido de lo que pasó del 34 al 36 y sigue empeñado en demonizar al adversario, sea quien sea, sin importarle las consecuencias, o a lo peor anhelándolas.......
-Corso-

No hay comentarios: