Seguidores

sábado, 3 de julio de 2010

Por peor que uno sea, siempre será mejor que otr@. Conviene, pues, para reafirmar la autoestima, buscar a ese otr@ peor cuanto antes y relajarse, distenderse y envilecerse en lugar de andar en el esforzado estrés de emular al mejor.  Es lo que suele estilar el género humano, más aún si es español, quien, como sostenía D. Mariano José de Larra, nunca ha sido un dechado de laboriosidad. La relatividad que constatan estos comentarios es, sin duda, un desahogo recurrente, litigante y generalizado, " yo seré un inútil, pero anda que ese.... " o bien, " yo trabajaré poco, pero anda que aquella.... " El caso es encontrar a alguien entre los demás que cargue con los defectos propios a peor.
Y ese peor, ese inferior, por fortuna, nunca falla. Valga lo dicho para el Mundial de fútbol y las respectivas selecciones nacionales, incluída la española. Como bien aseveraba el filósofo y escritor Calderón de la Barca en la célebre retahíla de versos que tod@s aprendimos de chicos, antes de que la LOGSE viniese a desprestigiar, vilipendiar la memoria y la cultura, " cuentan de un sabio que un día, tan pobre y tan mísero estaba, que sólo se sustentaba de unas hierbas que cogía ¿¡ habrá otro entre sí decía, más pobre y triste que yo !? Y, cuando el rostro volvió, halló la respuesta viendo que otro sabio iba cogiendo las hierbas que el arrojó. " Fábula moral que, para mayor beneplácito del individuo, enseña que no sólo hay alguien que es peor, sino que está peor. Tal y como demuestra el Ejecutivo en su última consigna, en esa misma línea de " gratificante " limitación e indeterminación. Somos más pobres que Luxemburgo o Alemania, pero menos " tiesos " que Italia, lo cual quiere decir, que en cierto modo, somos ricos. Menudo alivio éste silogismo y el desagravio comparativo; estando de por medio la grandeza de las letras y sus vericuetos dialécticos, no sé porqué sufrimos con las mezquindades de los números.
Y, caídos en esta cuenta, pues las cifras no parecen ser el fuerte de este gobierno, será mejor dorar la píldora con la filosofía. Por qué no, en lugar de asustar al personal en los informativos a base de estadísticas falsificadas y paupérrimas, enseñarles las corrientes del pensamiento universal.....
Séneca: " No es pobre el que tiene poco, sino el que mucho desea. " Schopenhauer: " La ambición del hombre es no tener ambiciones ", sin olvidar el toque oriental y las presentaciones vía internet, que tanto enseña a lograr la " felicidad " con la renuncia tácita a los bienes materiales....
La pobreza, la penuria, la miseria, la necesidad y la indigencia, son estados mentales, nada es lo que parece y, a " buena hambre, no hay pan duro ", por no dejar atrás tampoco los tópicos de la sabiduría popular. La erudición e ilustración tal vez no ayude a encontrar trabajo, por aquello de los licenciad@s en paro, pero dispone de verdaderos argumentos para el consuelo. Será por eso que la " selectividad " cada día pone más fácil el acceso a la universidad. El joven o la " jóvena ", ocupad@s en cultivar su intelecto y la ociosidad con el añadido del centro comercial, da para años de retiro cultural a salvo del paro, las manifestaciones y las huelgas generales, pero sí a costa de unos padres o madres, que malviven. Eso sí, la sabiduría popular parece poco compatible con la economía, Grecia fue cuna de los " siete sabios " y así les va.
Por lo demás, pues no es cuestión de adjudicarse más decepciones a costa del balompié o de cualquier otro desmán de ésta hipócrita sociedad, preparémonos alivio para cualquier otra cosa que pase y saquemos el " arsenal bélico " ( con la " máquina de escribir " ) para dar su merecido a tanto y tanta mamarracha y vividora que hay....
Si nos ganan los paraguayos, siempre nos podemos consolar pensando que son más pobres que nosotros y que nuestros antepasados cuando descubrieron su hábitat violaron a sus mujeres o que, agraciado en el juego, desgraciado en amores. A la relatividad, a la correlación nunca le faltan muletitas y no es de recibo cifrar tantas esperanzas de desagravio en un equipo de fútbol formado por millonarios y ricos. Y si no ganamos, al menos, en vista de que el potencial del Mundial está bajo mínimos deportivos y que ya nos han echado a Brasil, va a ser difícil que seamos malos, es decir, de alguna manera, somos mejores en cierto modo, y sino, mañana nos queda " ¡ vamos Rafa ! " en Wimbledon. El que no se consuela es porque no quiere, y sino te la meneas... A falta de victorias y de dinero, siempre nos quedará el silogismo.
Ánimo......
- J -   

No hay comentarios: