Seguidores

jueves, 10 de junio de 2010

Leyes espasmódicas al son de la alarma social sobre lo que sea, precedidas por las dudas, por las marchas atrás y adelante que la encuesta del día sobre el sube y baja de la intención de voto exija, o que Obama y Merkel estén de acuerdo; rectificadas, si es preciso, por cojones en el BOE., cuando se les revuelve el corralito, aun a riesgo de incurrir en la ilegalidad manifiesta... Esto no es gobernar.
El recorte de derechos sociales, la subida del IVA., del fluído eléctrico sin venir a cuento, distrayendo al personal con los engañabobos de que van a crujir a impuestos a los ricos, cuando es más que evidente que esta juerga van a pagarla los de siempre, clases medias y semitiesos; los honores militares de quita y pon, vilipendiados, para quitárselos al Cristo de La Legión de Málaga, y de paso a sus ciudadanos, para la próxima Semana Santa...
Todo este lío, este follón, no sé si da votos o no, pero no es gobernar, regir, administrar, gestionar, se pongan como se pongan quienes tachan de sectarias las críticas a Zapatero hoy por tomar medidas y ayer por no hacerlo, y de fachas a quienes las formulamos.
Cada vez contacto con más personas que en su día votaron con " devoción " a Zapatero y que hoy, tienen claro, que no lo harían ni bajo tortura, no por errar; sino por mentir cuando negó la crisis sabiendo que ya la había, de paso, vacilándole a Francia e Italia, con los de " Champions League "; cuando juró y perjuró que no recortaría el gasto social ni los derechos de los trabajadores bajo ningún concepto.
Ellos, los que hoy gobiernan, son los que inventaron el famoso eslogan de que los españoles no se merecían que les mintiesen. Circunstancias al margen, a mí siempre me ha parecido una frase brillante que resume lo mínimo que cualquier demócrata consciente tiene derecho a esperar y a exigir de sus legítimos representantes políticos.
Y el que no, a casa...

No hay comentarios: