Seguidores

jueves, 29 de enero de 2009

Leo en la prensa de hoy una noticia de un hecho acaecido en Málaga: un menor de quince años fue detenido por la P. L., por agredir sexualmente, supuestamente, a una mujer de veintinueve años. Al parecer, los hechos ocurrieron cuando el joven tras avistar a la víctima o "presa",  según se mire, en el autobús, la siguió y la abordó en el ascencor de su casa, donde abuso de ella.
Me ha hecho recordar mi época de patrullero cuando teníamos en Torremolinos a un tipo originario de algún país de centroafrica. Era la década de los 80. Por no sé que circunstancia, Abdoulie Njie, que así se llamaba el individuo, había aparecido en nuestra zona directamente desde la selva africana. Lo último que había hecho allí era cazar a un antílope con una lanza. Obviamente poco se le podía pedir, sobre todo en las maneras de comportarse...
En un corto espacio de tiempo acumuló un sinfín de detenciones y nos trajo en jaque. Ya que entraba en un supermercado y cogía lo que le venía en gana, como si estuviera en su tierra...o veía a una hembra por la calle y pretendía beneficiársela igual que en la selva. ..... Durante todos estos años pasados lo he referido y comprendí que el "pobre" de Abdoulie sólo hacía que obedecer a sus instintos básicos y que de alguna manera se merecía el "perdón"....
¿Y estos de aquí? A los cuales se les supone una educación y aprendizaje de las normas elementales de comportamiento....parecen salidos de la barbarie...  

No hay comentarios: