Seguidores

miércoles, 7 de enero de 2009

Un pueblo anestesiado

Un infantilismo colectivo parece haber invadido a la ciudadanía cuando se trata de la vida política. La credulidad pasmosa hacia versiones inverosímiles de hechos patentes, la atención que se presta al bla, bla, bla, que no sólo no dice nada, sino que oculta palmariamente las cuestiones de interés público que los mandatarios tienen que contar y no cuentan, las enormes tomaduras de pelo de dirigentes y portavoces que lo que portan son silencios, a veces impuestos porque sí, las largas discusiones vacías sobre aspectos nimios de asuntos importantes; viene a demostrar que la gente, existe porque tiene que existir...
Son estadísiticas frías, existen para la superficialidad y la vulgaridad, para...la juerga, la fiesta, la jodienda y el sarao...
Hace unos días vi en un programa de televisión a una mujer que estaba en la puerta de una tienda de empeños...preguntada, contestó que iba a empeñar un ordenador, porqué...necesitaba el dinero para irse de fiesta....
Pueblo anestesiado.... 

No hay comentarios: