Seguidores

miércoles, 14 de enero de 2009

Después de mucho estudiar, leer e investigar, llego a la conclusión de que soy escéptico con todo lo que tenga que ver con la religión, misticismos, adivinación, gnósticismo, energías, parapsicologías y otras cuestiones de nueva espiritualidad.
Vivimos en una candidez moral que nos lleva buscar recetas para adelgazar, hacer amigos, ligar, triunfar en los negocios o ser feliz. Ante esa demanda de autoayuda y espiritualidad se están creando unas corrientes culturales que son un gran negocio y que embaucan a la gente.
La cuestión es, que no aceptamos que somos seres racionales con una existencia limitada y que nuestra mente no es el centro del Universo. El personal se encuentra desencantado con las religiones porque se han mostrado contrarias a los avances científicos. Por lo que, se adhieren a disciplinas varias, como el misticismo cuántico, donde parece que la religión y la Ciencia encuentra un punto en común, lo que no deja de ser otra gran mentira...como todo lo demás que intrínsicamente "se vende", lo cual nos lleva a considerar que el último fin es beneficiarse y lucrarse del infantilismo de la sociedad. 

No hay comentarios: