Seguidores

miércoles, 31 de diciembre de 2008

Mi padre dice que sea bueno o vendrá el 2009 y me comerá....

Cuando pasen las rebajas y haya alguna perspectiva para mirar hacia atrás y hacer un balance adecuado, es posible que se compruebe que "La Cosa" (crisis económica) es más extensa y profunda de lo que se dice. No porque los consumidores gasten menos o más, empujados por miedos varios, sino porque la actitud del propio comercio es sospechosa. Revela una inquietud intrigante por no matar al consumidor, que materializa una duda. De momento se le ha permitido vulnerar la norma que establecía el momento de iniciar las rebajas, liberándose una batalla de precios que los especialistas consideran suicida.
Es probable que el comercio oculte su intención hasta último momento y proceda a continuar con las dosis de "baratillo"...La crisis plantea, en todo caso una partida de ajedrez para la que ninguna táctica preconcebida es segura, en éste año que viene lleno de apreturas y turbulencias.
Lo que sí...me deja pensativo es.....¿con que margen trabajan o han trabajado hasta ahora los comercios, para aún en estas fechas "jodidas", permitirse vender al precio de ganga y seguir ganando dinero?
Espero que se averigue y que sirva para desvelar el mecanismo oculto con el que funcionan habitualmente.

No hay comentarios: