Seguidores

lunes, 8 de diciembre de 2008

En este País nuestro de cada día, antiguamente llamado España y ahora Estado, puedes ser cualquier cosa que se te ocurra sin ningún tipo de problema. Puedes ser  nazi, nacionalista, independendista, comunista y batasuno. Puedes parlar catalá y fablar en bable o galego. Puedes hablar euskera o euskara o el batua. Puedes llevar una matrícula así de grande con el EUS de Euskalherría, con el CAT de Cataluña, con el MUR de Murcia, o la EX de Extremadura. Puedes hacer eso o incluso decir chorradas como...algunos.
Puedes hacerlo sin problemas, en serio y en directo, pues está bien visto y es bonito fardar en público del escudo de tu pueblo y de los colores de la bandera o de tu autonomía. Puedes incluso vacilar con la bandera republicana. Puedes hacer eso y además decir con contundencia y sin complejos que los etarras no son asesinos, sino luchadores por la libertad; que los pistoleros de ETA no son criminales, sino gudaris; que lo que hace ETA no es terrorismo, sino violencia o lucha armada; que los cabecillas huidos no son bandidos, sino políticos refugiados y perseguidos; que se pida la muerte del Jefe del Estado o se quemen fotos de éste; y, que la única represión que se practica aquí es la del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil. Puedes soltar todo esto y mucho más sin ningún tipo de problema, sin que te pase nada ni te echen de España ni te metan en la trena ni te saquen un día los colores. Al contrario.
Sí así procedes serás pronto un tío célebre y famoso, una figura de los medios de comunicación y de la política, un reputado defensor de los derechos civiles, de las libertades, un fenómeno...social, del pico y la tertulia, un fulano no va más, fetén y progresista, culto y diplomático, abierto a todo tipo de "sensaciones eróticas", inteligente, clarividente y perspicaz. Serás en fin agasajado, adorado y bendecido por unos y otros si sostiene a voz en grito que España no es una nación sino un estado plurinacional; si argumentas que España no existe, pues nunca tuvo historia; que la lengua española es una ficción, pues no la habla casi nadie en el Mundo; que la bandera y el himno no deben ser exhibidos, pues son aberraciones del pasado y para eso tenemos ahora la ikurriña, la senyera y otras quince parecidas. Serás premiado, galardonado por las más altas instancias políticas y culturales por decir eso y otras muchas cosas, por insultar y amenazar, por decir sandeces como ocurre ya de facto a diario con tantas tonterías que dicen tantos tontos, desde que nos entró el complejo de ser españoles.
Hablar de España y de lo español, está prohíbido. Lo han prohibido los mismos que han impuesto este Estado invertebrado en el que ya nadie estudia la Historia de España, ni la literatura española. Para qué, se ha llegado al ridículo de hacer creer a los chavales que el riachuelo de su comunidad es más importante que el Danubio. En la ikastolas de hecho, nadie sabe si el Guadiana es un río y el Mulhacén un monte o una cabra. Con el Igueldo y el Nervión tienen de sobra. Para que quieren más. Se han empeñado en dinamitar los más de quinientos años de Historia de esta Nación para convertirla en un cortijo de taifas. Antes querían autonomía, ahora, co-soberanía, autodeterminación, independencia, estado libre asociado. Han ido comiendo de tal manera el "tarro" que cada día es más difícil encontrarse por la calle alguien que esté orgulloso de ser español.
Ésta es una nación prohibida, sin señas de identidad y lo que es peor...sin referente. El Inserso tiene ahora siete nombres diferentes. El Insalud dieciséis. Los profesionales de la medicina tienen diferente consideración económica según al cual pertenezcan. El Inem, catorce o quince. Si quieres buscar trabajo en el Estado te tienes que apuntar en los mismos, catorce o quince veces. En unos sitios pagas unos impuestos y en otros, lo contrario. La Policía Nacional y la Guardia Civil (con más competencias y responsabilidades nacionales) están discriminadas salarialmente con respecto a la Vasca y Catalana. El Ministerio de educación carece de competencias...El de Sanidad...también. Se ha traspasado todo y ya sólo nos queda.....................................EL CORTE INGLÉS.
Elemento nacional de cohesión, como único común que nos queda hoy en día a los españoles (perdón...quiero decir a los ciudadanos que viven en la península ibérica).
En todas partes, que yo sepa, los soldados homenajean a su bandera y nadie les dice nada. En las elecciones norteamericanas ambos candidatos, los señores McKain y Obama, llevaban prendido en su chaqueta un "pin" con la bandera de su país. Igual que en Francia o Alemania. Pero aquí ya cae hasta más celebrar el Día de las Fuerzas Armadas o como ayer, el de La Constitución...   

No hay comentarios: