Seguidores

domingo, 14 de diciembre de 2008

EL ESPÍA PERFECTO

1.- Lobo solitario, pero no por propia voluntad: separado o preferiblemente abandonado por su pareja. Masoquista en el fondo.
2.- Inseguro, desilusionado, marcado por el sistema o por la sombra de un padre indiferente/tiránico/mendaz/disoluto.
3.- Con principios sólidos, políticamente descreído. La experiencia le ha enseñado a desconfiar de versiones oficiales, proclamas ideológicas y banderas nacionales.
4.- Inteligencia privilegiada, contempla el mundo como un gran tablero de ajedrez y una partida matizada en gama de grises.
5.- Es el único peón cualificado para darle el vuelco a esa partida: conoce de antiguo al adversario, nada se le escapa del caso o asunto. Habla idiomas.
6.- En situación de semiretiro, sumido en la pasividad o dedicado a alguna ocupación absurda, en el momento de ser contactado. Muchas veces se somete al reclutamiento con desgana extrema, porque no le queda otra. Puede que lo rechace si está enamorado.
7.- En resumen la antítesis de "James Bond". 

No hay comentarios: