Seguidores

jueves, 24 de diciembre de 2009

Los políticos disfrutan, gozan, llegan al éxtasis metiendo sus narices en la vida de los ciudadanos y dándote por el caca. Creen que les asiste el derecho a regular sobre las usanzas y costumbres. Confunden lo que es la sociedad con la administración de un cortijo y se atribuyen competencias que no son de su incumbencia. Es mal que aqueja a todos los gobernantes sean del color que sean, dirigentes, delegados, supervisores y encargados varios y varias. Es la paradoja de un tiempo en el que los mandatarios, jefes y jefecillos se llenan la boca de palabras y las manos de papeles estadísticos que remiten al concepto de libertad y buena gestión de los recursos, pero raro es el día en el que no limitan o acotan alguna o se saltan a la " torera " las estadísticas que, por otro lado, habitualmente están manipuladas.
Si tomo como ejemplo lo acontecido en Cataluña con los toros, ya se verá hasta que punto ha sido la política y las necesidades electoralistas de los políticos ( no de la sociedad, no de los movimientos ciudadanos ) quienes han promovido la votación en en su parlamento para prohibir los toros.
¿ Qué hacer ? Se dicen.... Pues a la vista está: enredar, enmarañar, crear problemas donde no los había. Ya que no saben cómo resolver los problemas del paro, de la educación y otros, pero si tienen meridiano que tienen que salir en los medios de comunicación, pues van y se montan un pollo, promueven y generan debates y polémicas de blanco y negro sobre las corridas.....
Toda su estrategia, sea sobre los toros o sobre la inmediata preservación del hábitat del sapo autóctono del Baix Llobregat ( por ejemplo ), permanece adscrita a una permanente campaña electoral, pero la habilidad del discurso consiste en disimularlo y comparecer como si realmente, les preocupara el sufrimiento de los animales o el paro.....
Vivimos en una época de altas imposturas políticas y manipulaciones, con la agravante de que se ríen en en tu cara, creyendo que al menos yo, soy gilipollas....
- J -          

No hay comentarios: