Seguidores

lunes, 13 de junio de 2011

Al camelo de que han perdido las elecciones por culpa de la crisis, ZP-Wally y sus secuaces han añadido un segundo y viejo argumento: la comunicación, otro chasco hijo de la arrogancia. Razonan así: somos el pueblo; si el pueblo no nos vota, esto no puede ser porque se identifique con otro partido o ideología y mucho menos puede ser porque se cuestione el trabajo del Gobierno, lo que es imposible siendo un gobierno socialista y en consecuencia dimanante del pueblo. ¿ Qué ha sucedido, pues ?
A unos pocos socialistas se les fue la lengua y confesaron de viva voz lo que bastantes más posiblemente piensan: el pueblo es tonto del culo. Otros, más prudentes, secundaron la fantasía de que ha habido un problema de " comunicación ": si hubieran comunicado bien, en vez de tartamudear, los socialistas habrían vuelto a ganar las elecciones de calle, que es por otra parte, su destino incuestionable. Este argumento puede ser con justicia criticado por lo que supone de insulto a la inteligencia de los ciudadanos, pero conviene asimismo subrayar su espectacular falsedad. Nadie comunica mejor que los socialistas porque se dedican " profesionalmente " a ello: al adoctrinamiento y la propaganda falaz y perenne. Lo hacen con destreza, y tienen los más poderosos medios públicos y una parte apreciable de los privados a su servicio más o menos descarado. ¿ Problemas de comunicación ? Menos lobos.
Padecen problemas de honradez, ética, moral, eficiencia, y respeto a la libertad, a los bienes de la gente, y al ser humano...
Pero de tartamudez, ni uno...
-Lord Voldemort- 

No hay comentarios: