Seguidores

viernes, 24 de febrero de 2012

Vuelve el resabio, la cicatería y la mala leche. ¿ O nunca se fue ? En realidad en este País Caínita siempre existió, existe y existirá. Cada vez que se produce un cambio del orden, incluso el más abyecto, que es el poder, España se convulsa, amanece sacudida por las intrigas, las purgas, la depuración y la vislumbración de otro 1936. Funcionarios aparentemente más asépticos que el suero son deportados a la segunda o tercera línea para favorecer a otros igualmente presuntamente honestos, pero de simpatía indudable hacia los que mueven los hilos del nuevo caldero del Estado. Llueven, como gotas de pena, sinsabores y desventuras, los ceses y capitulaciones desde Olot a Ayamonte, de Cornellá a Morón. Con permiso de los países de tradición protestante, ninguno exhibe con tanta desvergüenza su concepto, pacato y restringido, de comunidad; España sigue siendo una Nación de amigotes, borrachos, borrachas, putas, putos, en el que el compadreo y comadreo funciona como frontera entre la selva y la moral; la ética, la humildad y el orden para unos pocos, el cuchillo y la chaira entre los dientes para el resto, la otredad. El gobierno incorpora, además, una nueva fórmula de marginación que afecta peligrosamente al discuros y a la dialéctica. De nuevo, la administración parece instalarse en la duda, en el imperativo de la fatalidad, en el politiqueo. Otra vez más vale el interés de unos pocos zombis y delincuentes, que el dominio de La Ley que acata el resto. Es la cuota política...
Algún día España se va a encontrar con un cambio de líder en la timba de un burdel de tres peras al cuarto; la politización chabacana de lo público, la tiranía del status quo, el país dividido en las doce tribus de Israel, todo el mundo mangando y estafando, ha dejado de manera inmericorde una Nación putrefacta y que da asco...
Igualdad, mérito y capacidad para cubrir los puestos de trabajo, decían... Y un mojón. Ni siquiera papel mojado. Magna literatura gris. Otra vez...
-Jack Bauer-
 

No hay comentarios: