Seguidores

lunes, 27 de febrero de 2012


Cuando los imperios se consolidan buscan posibles amenazas a su poder fuera de sus fronteras, hacen crecer y expanden sus ejércitos a otros continentes y extienden su cultura por todas las tierras a su alrededor. Pero cuando uno mira cómo han caído muchos de los grandes imperios se da cuenta que el enemigo no viene de fuera, sino que está en su interior: la incultura, el nepotismo, la corrupción, la intransigencia, el fundamentalismo o el totalitarismo son algunos de los rasgos de un imperio en declive.
Ahora mismo la capital del imperio se encuentra en Washington, o mejor dicho en Wall Street, y una parte muy importante del mismo ve con muy buenos ojos a un tipo llamado Rick Santorum, alguien que ve demonios (de forma literal) por todas partes como podía hacer un druida del siglo V y es capaz de declaraciones como esta:

“I understand why Barack Obama wants to send every kid to college, because of their indoctrination mills, absolutely … The indoctrination that is going on at the university level is a harm to our country.”
Traducción: Comprendo porqué Barack Obama quiere enviar a los chicos a la universidad, por su capacidad de adoctrinar…. El adoctrinamiento que se produce en los niveles universitarios es un peligro para nuestro país.
De nuevo la retórica de pastor evangélico fundamentalista que odia la cultura y las personas instruidas que podrían hacer preguntas incómodas a una doctrina que debe ser admitida dogmáticamente. Como Nerón cuando pedía aplauso por sus estúpidos versos mientras miraba como ardía Roma. Que no vayan a buscar enemigos a Afganistán, los tienen en su propia casa.

No hay comentarios: