Seguidores

lunes, 16 de enero de 2012

En la vida corriente, cuando un sujeto se equivoca o comete un delito pueden ocurrirle dos cosas: pasar desapercibido e irse de rositas o ser pillado " con el carrito del helao " y acabar en el banquillo y, en su caso, entre rejas.
Pero que le pasen las dos cosas a la vez resulta injusto e inadmisible. Y eso es lo que está pasando con Zapatero, al que se le ha dado un retiro dorado por haber sumido a España en la ruina. Una manera de medir a todas luces injusta y una asignatura pendiente de la Democracia. Y no se trata de una cuestión baladí, sino de algo que convendría afrontar lo antes posible.
Porque, ¿ acaso cabe en cabeza alguna que el peor político de toda la historia de España, a la que ha sumido en la mayor de las crisis de toda índole, financiera, institucional, moral, ética, social y política de todos sus legendarios anales, o afronte sus responsabilidades, como así se hizo con el primer ministro de Islandia ?
Nos guste o no, Zapatero no sólo se va a ir de rositas después de reirse de todos y todas, sino que, además, para más inri, se " pira " con un retiro dorado ( 150.000 euros anuales entre su asignación como expresidente y la de vocal del Consejo de Estado ), adornado con el Collar de la Orden de Isabel La Católica, que conlleva el disfrute y goce de una dotación para gastos de oficina, dos asistentes y otros privilegios sin par. Una broma de muy mal gusto y una falta de respeto a los millones de votantes que decidieron que los socialistas, cuanto antes menos y más lejos, mejor.
Por ello, resulta indignante e ignominioso que el expresidente no tardara ni una semana en anunciar que ingresaba en el Consejo de Estado y beneficiarse así de una modificación legal, que el mismo propició en diciembre de 2004, por la que se garantizaba un puesto vitalicio en este órgano con carácter consultivo a " quienes hayan desempeñado el cargo de presidente del Gobierno ".  Además, con el agravante de que el estatuto personal y económico adquirido sería compatible con la pensión que le corresponde por haber ejercido como jefe del Ejecutivo.
El agravio es clamoroso. Zapatero ha sido, sin duda, el peor presidente de toda la Historia de España. Quiso llevar a la Nación a la rendición ante ETA, traicionando al sacrificio de las víctimas y denigrando a todos los vinculados a ellas. Ha dejado convertido a nuestro Glorioso Ejército en una vulgar ONG., de tres peras al cuarto. Su política internacional nos ha alejado de Occidente, para acercarnos a regímenes totalitarios, corruptos y genocidas como los de Cuba o Venezuela.
Ha dividido a los españoles con leyes como las del aborto, matrimonio homosexual, educación para la ciudadanía....
Pero en la economía..... ¡¡ Dios mío !!
Su ineptitud en todas las materias y su sectarismo ideológico han dejado a España al borde del Apocalípsis final. Por todo ello resulta, espurio que en vez de que caiga sobre él todo el peso de la Justicia por las infames consecuencias de su gestión lamentable, se le mime y obsequie con una serie de prebendas tan injustas como inmerecidas....
-Jose Chaves Pérez-


No hay comentarios: