Seguidores

jueves, 26 de enero de 2012

Campañas de vacunación amenazadas por la irracionalidad, el fundamentalismo religioso y las guerras

25 enero, 2012
i
9 Votes
Quantcast
Casos registrados de poliomielitis en diversos países. Mientras que India la campaña de vacunación está siendo un éxito, en Afganistán y diversos países africanos se están incrementando los casos en las zonas donde los sanitarios no pueden llevar la vacuna. Fuente: Nature News Blog
Llevamos unos meses asistiendo el efecto que tiene abandonar las campañas de vacunación: brotes de enfermedades infecciosas, que en algunos casos se daban ya por olvidadas. En los países ricos las corrientes new age y la inconciencia de algunos padres son los principales causantes. Sin embargo, en otros países las causas son más complejas. En el último número de la Nature News se informa de como los intentos por eliminar la poliomielitis del planeta se ven frenadas por la guerra y el fundamentalismo religioso.
En los países denominados ricos se observan compartimientos de snobismo, irracionalidad e infantilismo, donde el egoísmo personal prevalece sobre el beneficio de la comunidad de una forma casi suicida. De esta forma asistimos a brotes de enfermedades que se presuponían olvidadas como el caso del brote de tos ferina en el área de San Diego (una de las más desarrolladas de EEUU) que produjo la muerte de varios niños, o el repunte del sarampión en EEUU, Inglaterra o España. La inmensa mayoría de los casos corresponden al mismo patrón: padres que no habían vacunado a sus hijos. Es curioso que personas que vacunan a sus mascotas dejen a sus hijos a merced de patógenos que siguen pululando a nuestro alrededor.

Pero el último número de Nature News no habla de caprichos de niños mimados, nos habla de una realidad mucho más cruda. La OMS está intentado eliminar la poliomielitis de la faz de la Tierra, una enfermedad para la que no existe cura, y que produce lesiones nerviosas perpetuas. Ya hemos olvidado las imágenes de niños paralíticos como consecuencia de esa enfermedad, cosa que era habitual en la España de los años 50. La vacuna ha puesto coto a esa terrible infección. Tras el éxito logrado por la campaña de la viruela, que la erradicó de la faz de la Tierra, la OMS se había propuesto hacer lo mismo con la poliomielitis. La cosa iba muy bien hasta que por diferentes motivos los médicos vacunadores han visto entorpecida su labor. Los fundamentalistas islámicos han prohibido el trabajo de los médicos, a los que considera enviados del diablo, en amplias regiones de Nigeria y Chad. Esto ha hecho que aparezcan nuevos casos en áreas del África central que se consideraban libres de la enfermedad.
En Afganistán, la situación bélica de algunas regiones ha impedido el acceso sanitario a los mismos, lo que ha multiplicado por 3 el número de casos detectados. Además, al estar algunas de estas regiones cerca de Pakistán, se está observando el incremento de casos en ese país. La labor del gobierno de Hamid Karzai, que se había comprometido con la OMS en la lucha contra la enfermedad, se ha visto súbitamente paralizada. Como contrapunto y muestra de optimismo tenemos el ejemplo de la India, donde las campañas de vacunación se han efectuado con éxito y donde no se ha registrado ningún caso en el año 2011. Quizás pronto se podrá colgar el cartel de país libre de poliomielitis, otro éxito de la vacunación como método sanitario eficaz.

 

No hay comentarios: