Seguidores

miércoles, 19 de enero de 2011

Primero dijo que no había crisis. Poco después, que la desaceleración no sería prolongada. Más tarde, que lo peor ya había pasado. Posteriormente, empezó a ver brotes verdes y aventuró una pronta recuperación económica. Ahora va y dice que solo tardaremos unos cinco años en salir del atolladero. Como adivino el Sr. Zapatero tienes menos porvenir que el dentista de " Hannibal Lecter ". A la hora de hacer pronósticos es tan bueno como estableciendo relaciones exteriores e interiores. No tiene precio, vamos, que es despreciable.
Leí en las pasadas " fiestas de invierno " que una pitonisa hizo un conjuro en una de las administraciones de lotería donde cayó uno de los premios del sorteo de Navidad. Más le valdría al presidente del desgobierno fichar a la médium. Hállala y ponte en sus manos, ZP.
Su mensaje hace un mes es que tenemos crisis " así que pasen cinco años ". El título lorquiano sirve para retratar lo que nos está tocando padecer y sufrir. No en vano, el surrealismo de Lorca planteaba en aquella obra ( " Así que pasen cinco años " ) la disyuntiva entre luchar para vivir o esperar sin más a la muerte. Toda una metáfora de ese lustro sin lustre en el que nadie sabe si el señor Zapatero va a hacer algo positivo o lo de siempre. El de León proclama que serán cinco años de calvario decisivos para la prosperidad y el " bienestar futuro " de los españoles. A mí me parece que lo básico es saber cuándo se va o me tendré que ir yo antes.
Entre las posibles deciciones ( amén de las ya tomadas ), planean multitud de " reformas ", entre ellas, ahora, la de resucitar la censura y la sanción informativa, preparano el control férreo de radios y televisiones no afines; lo cual nos retrotraerá a la Inquisicón. Pero, el presidente se ha desdicho en tantas ocasiones, que pasará a la Historia como el gran desdichado. Recuerden cuando dijo de que el que hubiera crisis era opinable, algo razonable para quien la paz ( donde no hay guerra ) es negociable y el término Nación, discutible. Como afirma el famoso literato D. Fernando Gatell, nunca discutas con un idiota. Tendrás que ponerte a su altura y, entonces, él te ganará porque tiene más experiencia.
Mucha gente que conozco se está marchando de España, científicos, médicos, empresarios, promesas universitarias, etc. Acabo de tomar café en mi lugar habitual y tertuliano conocido me ha comentado que se va a Brasil, yo me voy, lo antes que pueda a la República Dominicana, desde allí os seguiré dando la lata. Gracias a tod@s.
-Corso-

No hay comentarios: