Seguidores

viernes, 28 de enero de 2011

El asesino de la niña María Esther se vale de la ineficacia de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para seguir libre


El delegado del Gobierno en Andalucía, Luis García Garrido, ha indicado esta mañana a los medios de comunicación que la investigación de la muerte de la niña María Esther Jiménez, de 13 años, en de Arriate, está centrada actualmente en el estudio del ADN. “La Guardia Civil está ahora estudiando, entre otras líneas de investigación, muestras de ADN, que como saben es un proceso que necesita un tiempo”, según manifestó ayer tras una reunión con el delegado del Gobierno en Málaga, Hilario López Luna, empresarios, sindicatos y los mandos de las Fuerzas y Cuerpos de Segurida del Estado. García Garrido pidió tranquilidad a la población con respecto a este trágico suceso, y añadió que la investigación cuenta con “los mejores dispositivos y las mejores tecnologías, como no podía ser de otra manera”.
Así mismo, puntualizó que la muerte de María Esther es un caso aislado (¿¡ !?), que no compromete la seguridad ciudadana en este municipio del Valle del Genal, por lo que pidió “tranquilidad y sosiego a la población” de esta localidad.
Ante la pregunta de los periodistas de si es posible que se produzcan detenciones en las próximas horas, ha señalado que la Benemérita actuará en la medida de que lo considere necesario y ha puntualizado que, en cualquier caso, cuando deba proceder a detener a una persona, lo hará. En cuanto a la linea de investigación del ADN, dijo que, obviamente, necesitará su tiempo, el que dependerá del volumen de pruebas disponibles y de los laboratorios que analizan las muestras.


-CORSO-

No hay comentarios: