Seguidores

viernes, 21 de enero de 2011

LA CRUZADA " HUMÓFOBA "

La caza del fumadorha alcanzado un punto de histeria, obscenidad e hipocresía intolerable. Para protegernos de nuestra imbecilidad, el Estado desaconseja, prohíbe y sataniza una sustancia legal de la que es el principal beneficiario y único distribuidor. Es como si a un camello profesional de los que conozco no le bastara con lucrarse y regodearse de los pobres imbéciles a los que va asesinando raya a raya, sino que, además de venderles la farlopa a precio de oro, les vetara chutarse o esnifar en su presencia.
Se lamenta por esos pobres yonquis de venas agujereadas y tabiques nasales destrozados, pero no sólo los despluma sino que, mientras trinca la pasta, les echa un sermón por lo " alocado " de su comportamiento.
El cinismo de los políticos es semejante al de los traficantes de sustancia esupefacientes o de armas que imparten conferencias de paz subidos a una montaña de cadáveres. Porque cada cinco euros que un fumador se gasta en tabaco, cuatro son para impuestos. Para que leugo digan, después de haberle sangrado minuciosamente durante décadas, que no se ha ganado, al menos, el derecho, a un tratamiento por un enfisema, una neumonía, una bronquitis crónica o un cáncer de pulmón, cuando tanto veinteañero borracho se rompe el cuello a bordo de un deportivo llevándose tres o cuatro vidas, de paso, por delante. Pero, el alcohol está bien visto, ¿ cuántas mujeres se han llevado palizas de tíos ebrios ?
Pero esto y los coches ( una de las mayores causas de mortalidad y no digamos de tetraplejia ) no sólo no se vende con pegatinas de sillas de ruedas en el capó sino que la propaganda nos los sigue ofreciendo envueltos en el glamour de la velocidad y del ligue y con el lazo de una rubia espectacular con un muslo en el volante, el otro en el salpicadero y la palanca de cambios metida en el coño...
La publicidad del " fumeque ", en cambio, está prohibida hasta el punto de que un joven puede llevar una camiseta estampada con vistosas plantas de marihuana, con un " kalashnikov ", con la foto de un pederasta violando niños o con la rotulación " tía coméme la polla " ( vista por mí en un bazar de la calle Peligro de Torremolinos ); pero, nunca con una marca de tabaco. Cualquier día los estanqueros acabarán trabajando en las alcantarillas, si no acaban antes en el psiquiatra, atormentados por esas estadísticas que los convierten en responsables directos de miles de muertes.
Un estanquero hizo la cuenta entre estancos de España y las cifras del Ministerio y calculó que salía a quinientos cadáveres por año. Pensó en presentarse en Comisaría para que lo detuvieran por genocida ahumado pero, le dije que el caso no iba a prosperar, ya que sólo era un nimio cómplice del gran asesino estatal...
La cruzada " humófoba " al límite de prohibir hasta los clubes de fumadores, lo cual está a un  solo paso de vulnerar la ley de reunión. Si el tabaco es tan malo ( que lo es ), que lo prohíban del todo, que cierren los estancos y que recauden impuestos sobre los condones o la píldora del día después. Pero, sobre todo, que dejen de tocarnos los cojones y ovarios, " la hostia "....
Y el Sr. Zapatero, fumando donde le parece....
-CORSO-

No hay comentarios: