Seguidores

miércoles, 24 de noviembre de 2010

EL 23-F ECONÓMICO

Que los principales gestores económicos hayan decidido acudir al rey para expresarle, con toda crudeza, sus inquietudes sobre la grave situación de España, y para pedirle que se haga algo, constituye un acontecimiento insólito en la historia reciente de este país ( salvo e 23-F ) .

Al monarca han apelado en ocasiones pasadas otras instancias e instituciones. Pero no lo había hecho la clase económica como tal, en su conjunto, que es lo que ha ocurrido con el dossier entregado por la Fundación Everis.
Efectivamente, en su día apelaron a don Juan Carlos algunos colectivos militares ( sobre todo en el 23-F ), ateniéndose a la condición del rey como jefe supremo de las Fuerzas Armadas.

Mayor escándalo produjo, en su momento, el anuncio del Tribunal Supremo de que pensaba acudir al monarca para que ejerciera el poder arbitral, reconocido por la Constitución, en sus contenciosos con el Tribunal Constitucional. Una apelación que finalmente quedó en nada.
Ahora son los grandes empresarios los que se han acogido al monarca, en un gesto que refleja el hartazgo, y hasta desesperación que sienten. Los críticos problemas que sufre España no están teniendo respuesta adecuada por el Gobierno de Zapatero, pero tampoco de la oposición y del resto de la clase política. Y empieza a resultar insoportable. Temen la catástrofe.
El diagnóstico elevado a La Zarzuela, constituye el más demoledor análisis de la situación de este país. Que, a la vista de las conclusiones del informe, es bastante lastimosa y apocalíptica.
Lo malo es que las cosas pueden empeorar aún más.
-LOBO BLANKO-

No hay comentarios: