Seguidores

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Acabo de saber que el ex director general del Instituto de las Artes y las Ciencias Audiovisuales, Ignasi Guardans, se ha marchado del Ministerio dando un portazo y sugiriendo cosas inquietantes.

Tras el cese ordenado por la ministra de Cultura, Ángelez González Sinde, Guardans ha concedido una entrevista a El Periódico de Cataluña en la que ha relacionado su destitución con sus requerimientos de una mayor transparencia en las ayudas públicas al cine:


•“ Defiendo las ayudas, pero que se den con transparencia, con control y a quien cumple los requisitos para tenerlas. Por haber verificado eso y exigido que fuera así han venido algunos de mis disgustos ".


Esta acusación es muy grave.


Los artistas de la ceja no se han cortado nunca a la hora de mostrar públicamente su apoyo al PSOE cuando el partido lo ha necesitado: los chicos de la war salieron a la calle para protestar por la guerra de Irak, las mismas voces se alzaron en contra del gobierno Aznar durante la jornada de reflexión del 13-M y en plena campaña electoral de 2008 mostraron su adhesión incondicional a ZP.
También se dice que el Ejecutico central y algún que otro comunitario ha comprado entradas de películas españolas expuestas en pantallas y a las que no iba ni Dios, para justificar su duración de proyección en las Salas de Cine.




Si ahora se demostrara que con el dinero de todos los españoles, el Gobierno está pagando esos servicios prestados, el escándalo sería mayúsculo.






Por lo pronto, la andanada no ha caído en saco roto. La ministra González Sinde declaró este martes que no le consta nada de lo que sugiere su ex director general. Que si Guardans tiene pruebas, que acuda a los tribunales

No hay comentarios: