Seguidores

jueves, 4 de noviembre de 2010

ARRODILLAD@S DELANTE DE..... UNA BRAGUETA

Es difícil resistir las ganas de vomitar cuando se echa un vistazo general a la situación de España. El Gobierno, impotente ante una crisis que supera con creces su limitada capacidad de gestión, se enfanga cada vez con más virulencia en su política sectaria fomentando las divisiones entre los españoles. Su única actividad reseñable consiste en el fomento del revanchismo guerracivilista y en una demagogia feminista-ramplona que intenta, por un lado, desviar la atención de los auténticos problemas y, por otro, adoctrinar a la población en los dogmas de la nueva religión progre:  fomento del aborto, erradicación del cristianismo, anulación de la identidad nacional con monsergas " multiculturales " y claudicaciones ante el Islam, destrucción de la unidad política de España con vergonzosas concesiones a los partidos separatistas, promoción de una política suicida de inmigración que ha conseguido que los españoles seamos extranjeros en nuestra propia tierra, y un largo etcétera de despropósitos a medio camino entre lo estúpido y lo criminal.

Para conseguir su objetivo de permanecer en el poder a cualquier precio, el Gobierno de Zapatero cuenta con una cuadrilla de palmeros generosamente subvencionada: artistas paniaguados que suplen su defecto de talento con su exceso de sectarismo, sindicatos envilecidos que callan sumisos ante el aumento sin precedentes del desempleo pero que movilizan obedientes a su recua de " liberados " para jalear a un juez corrupto y prevaricador, y la infinidad de " colectivos ", asociaciones y chiringuitos que viven aferrados a la ubre del erario, ya tengan por objeto reabrir viejas heridas como los de la selectiva y resentida " memoria histórica ", fomentar la invasión inmigrante o instruir a nuestros escolares sobre las maravillas de la práctica homosexual.
Si miramos al partido de la presunta oposición, el panorama no es muy distinto en lo que a incapacidad y negligencia se refiere. La mojigata cabaña pepera está únicamente preocupada por mantener sus corruptas parcelas de poder en las diversas taifas y por tapar las vergüenzas de los correas y gallardones de turno. Su única propuesta para salir de la crisis es la apolillada receta liberal de siempre: despido libre y devaluación de los sueldos mediante el descarado fomento de la inmigración. Cuestiones como el aborto o el separatismo son eludidas por incómodas y porque la savia materialista que nutre sus podridas ramas ideológicas es, en el fondo, la misma que alimenta a la cuadrilla pesoísta.
Pese al envilecimiento borreguil que nos quiere imponer la partitocracia y en el que viven la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas, habemos otros españoles, hay otra España que no se resigna a morir, ni vivir arrodillada.......delante de una bragueta.-
-JACH- 

No hay comentarios: