Seguidores

viernes, 27 de julio de 2012



No me preocupa el grito de los violentos, de los

corruptos, de los deshonestos, de los sin ética.
Lo que más preocupa es el silencio de los buenos.

Martin Luther King II


La existencia se hace más compleja y más difícil cuando afrontas las injusticias, cuando la violencia o la corrupción te mueven a la acción para impedirlas.


Sin embargo esa es la única manera de impedir que la violencia, la corrupción, la deshonestidad y la falta de ética se cuelen en cada uno de los rincones de nuestra casa y acaben envenenándolo todo.


Son como el polvo y la suciedad: hay que quitarlos permanentemente y permanentemente vuelven.

No hay comentarios: