Seguidores

martes, 25 de agosto de 2009

CENSORES COSTANILLAS

Un joven publicista, lleva unos meses liderando una iniciativa para corregir la ortografía de los anuncios callejeros... Con un paquete de tildes adhesivas consigo, recorre las calles en busca de carteles con la tilde mal puesta o sin ella y rectifica el yerro.
Su ocurrencia ya es secundada, también, en Argentina y Méjico, como una especie de juego de la ortografía y de la gramática que ojalá se vuelva una acción endémica, al menos en todo el área hispano hablante. Ataca a anuncios de particulares, pero más que nada pretende llamar la atención sobre los de las grandes empresas, ya que éstos, al tener más impacto en la ciudadanía, tienen una mayor incidencia en la educación y deseducación de la misma.
Un placer didáctico y también una reinvindicación: el lenguaje no es mero testigo apático o instrumento ciego de lo que somos los seres humanos, sino el centro incandescente que dota de sentido y de proyección a eso que somos. De lo que se deduce que el buen uso del mismo, comenzando por las tildes y acabando por las ideas que vehícula, es imprescindible para unas relaciones sociales, culturales, laborales, educacionales, etc., cordiales.
Hoy en día, el verbo, el idioma, vía internet, sms de móviles y otros gusarapos tecnológicos, está alcanzando unos límites banalizadores, insustanciales y abyectos que acaban impregnando todas laz zonas de la sociedad, corriéndose el riesgo de que la falta de comunicación y de entendimiento origine conflictos de toda índole...
Este lenguaje, que se arrastra, de manera superficial y vulgar, por la publicidad, las conversaciones privadas, la cultura, en algunos platós de televisión y en la ciencia ( o lo que se entienda por tales ), cada vez más sirve de manera chabacana y disimulada al desconocimiento y a la incomunicación, que no sólo son sus enemigos naturales sino también, y sobre todo, los antagonistas del espíritu y la razón.
Así, asistimos a la cruel paradoja que asfixia a la comunicación y a sus hijas, las palabras: a ellas que nacieron para iluminar la conciencia, se les hace hablar para arrojar más oscuridad a la oscuridad. 
El tipo éste, ha tenido una idea magnífica, que además presenta en formato sencillísimo, desenfadado y espectacular.
Deberían tomar nota, los publicitarios, los diseñadores de páginas webs, blogs, los representantes y autoridades culturales, que matan la gramática varias veces al día. 
Quizás tirando del hilo aún estemos a tiempo de poner un poco más de circunspección en el lenguaje y vida sensata en esta sociedad viciada.......  

No hay comentarios: