Seguidores

lunes, 23 de febrero de 2009

-Las cosas no son lo que parecen-

Lleva hasta el paroxismo las situaciones rocambolescas, los misterios imposibles y los razonamientos acrobáticos que desembocan en una solución asombrosa y cristalina.
En sus manos el crimen se convierte en un juego de salón, un pasatiempo especulativo que por lógica debe desembocar en el más difícil todavía. Aunque en el fondo piensa que las cosas son más sencillas de lo que parecen. Riza el rizo de la paradoja.
Bucea a su estilo por las aguas putrefactas de la sociedad actual.
Afin al cuerpo de policía. Él también fue agente de la autoridad. Husmea los bajos fondos y otros instalados en estadios superiores de la comunidad y es un todoterreno ejemplo de la descreída fauna de las comisarías.
Con tales fundamentos a sus espaldas, éste diletante ser de monstruosa inteligencia, se burla de todo lo que le rodea, adentrándose en otros vericuetos de la Vida para saciar su sed de conocimientos y de descubrir lo misterioso, lo paranormal y lo arcano.
Es él, El Detective...

No hay comentarios: