Seguidores

martes, 21 de diciembre de 2010

Autoritarismos

Detesto los ejercicios de autoritarismo, por que sí. El mundo y la vida me han venido haciendo así. Los treinta años de policía, luego la doctrina joseantoniana inyectada en vena y después mi educación y cultura autodidacta, amén de los años en la UMA. La homogeneidad del pensamiento me da asco y tiendo a llevar la contraria buscando vanamente diversión, que la vida no sea plana, dogmática, absolutista y totalitaria, a pesar de que yo mismo pueda dar otra impresión. Así que mis profesores, de aquí y de acullá, de cualquier condición social y profesional, durante mi continua travesía del desierto de la Vida, como nómada que aprendió de los tuaregs en la zona del Sáhara entre Argelia y Marruecos, que intentaron adoctrinarme con cualquier ideología totalitaria o religiosa, me llamarían ahora con sarcasmo, un " liberal ". Claro que en España eso de ser liberal sólo se entiende si se aplica vulgarmente a los usos y costumbres sexuales relajadas, no a la política. Por eso hace algún tiempo dejé de intentar ser comprendido. Admito que yo también, a pesar de haberme leído el Corán y todo sobre las religiones orientales, taoísmo, sintoísmo, etc., asimismo el gnosticismo, todo lo relativo al tantra, etc., voy a mi bola. El Sistema ha dado en hueso duro conmigo. Solamente me queda pasármelo lo mejor que pueda con mis " paranoias "...
Escribo, pues, este artículo.
Cuestión de higiene democrática y tal, celebrando años y años de Constitución, La Navidad, en " Estado de Alarma " ( Ni siquiera cuando a guardias civiles y policías nos mataban como churros en el País Vasco se determinó algo igual... bueno, pero, los pudientes tienen que viajar ). Autogolpe de Estado encubierto. ¡ Qué metáfora más certera de ésta sociedad ! De La Constitución no hablo. Sobre la salud de ese " cadáver " que se pronuncien los que dicen ser expertos.
Respecto al " Estado de Excepción " tengo un par de cosas: España es un país caínita con cierta tradición dictatorial, donde siempre han gustado el ruido de sables, los tiros en la nuca, las ejecuciones ordenadas por uno que aún vive, en Paracuellos del Jarama, las checas, los " núcleos duros " socialistas o militares, y los pronunciamientos. El autoritarismo es la concentración de poderes en muy poquitas manos y si es en una tipo " Richelieu ", mejor. El antiliberal, crea obligaciones no deseadas por los ciudadanos, impone leyes " por cojones ", formas y moral bajo la excusa de estar protegiendo la libertad o la seguridad colectivas, o ambas cosas. El actual despotismo y cesarismo es tan reaccionario que, a mi juicio, apesta. Sin embargo, en este país, el pueblo debe ser masoca o estar en trance o dopado, porque parece ser que los gestos tiránicos agradan, placen. " Lo han metido en vereda ", " Le han puesto firmes al muy cabrón ", " le han colocado una multa que te cagas ", " lo han metido en el talego... cinco años, a ver si aprende el < hijoputa > ", son expresiones que les encantan a los comunes de los españolitos y españolitas...
Sólo así, entiendo, la conformidad, la bajada de pantalones, el entusiasmo, el aplauso, el arrodillamiento ante la bragueta y la unanimidad con que se van recibiendo las actuales medidas, de marcado carácter nazi ( nacional socialismo ), que el gobierno viene tomando ultimamente... o es que en realidad el pueblo español está conformado por un atajo de cobardes y " cobardas " ( vaya que se me enfade la ínclita y " erudita " ministra de turno )....
Que los controladores se pasaron siete aeropuertos: sí. Que el tabaco daña la salud: también. Que la sociedad se ve perjudicada debido a ciertas irresponsabilidades es tan enorme que el deterioro de su imagen y su " causa " será irreparable: así mismo. Pero que la actuación del ejecutivo está siendo demagoga, farisaica y oscura: desde luego. Sería deseable que las " autoridades " se dejasen de rollos bananeros y nos explicasen bien las cuentas ( incluidas las deudas ) del sector aéreo y de todos los ámbitos ( entre otras cosas porque el dinero no es de " ellos y ellas " ), el porqué del distinto trato que se les da, por ejemplo, a controladores y médicos, respecto a otros colectivos, etc., poniéndosele freno a las prácticas de " por cojones " de las " miembras " y miembros...
Que, al fin y al cabo, el espacio aéreo, todo lo demás y mi vida, sólo pertenece al viento, como diría el señor Rodríguez Zapatero....
-El Templario-
ESPAÑA ES UN PAÍS ABSURDO Y METAFÍSICAMENTE IMPOSIBLE ( D. Ángel Ganivet )  

No hay comentarios: