Seguidores

lunes, 6 de diciembre de 2010

La droga no es un problema. Más bien es la " herramienta " del poder para usarla como somnífero, narcótico, alucinógeno, de la población, ante sus acciones demagógicas. No son como antes. Antes, en los ochenta cuando la movida madrileña y " La Escuela de Calor " de Radiofutura... las ciudades se llenaban de zombís que necesitaban una dosis, hombres y mujeres con familias destrozadas, se sentaban una noche en un portal, o en un retrete, y se quedaban para siempre allí. Otros, mientras, se forraban con las ganancias generadas por el veneno vendido, ahí estaban los narcos gallegos, los colombianos, los traficantes afganos de opio y algún camello más espabilado que los demás. Las acciones de la heroína fueron cayendo en los índices del " Down Jones " de la calle, lógico, si los compradores palman vaya negocio. Y al final el lucro se reinventó y la droga ( ilegal o legal ) ya no mata, ni convierte en fracasados a los consumidores ( entre otras cosas porque casi todo el mundo consume algo, veáse, alcohol, lexatin, livrium, tranxilium, diazepam, etc., con la connivencia del Estado, que se lleva su parte del negocio ) y se sigue trapicheando pero sólo en lugares escogidos, a veces elitistas, forrándose los de siempre. Hay paz social o, mejor dicho, amnesia, pasotismo o acojone de la sociedad civil. Con esto no hay problemas. Bueno, un poco sí. La coca no mata pero cuesta dinero y pasta no hay, no como antes, y las cajas que ahora no querían unirse no dan créditos ( mire usted, que si me da un préstamo para cocaína y esas cosas que me meto, ya sabe ). Pero en general el drogadicto actual, todo el que se dopa de una manera u otra sigue siendo un fracasado, pero no se nota en un país en el que la consigna gubernamental es la del " happy flowers ". Ya no tiene que cantar flamenco en una tasca y pasar una gorrilla ( menos mal, porque ahora el flamenco es Patrimonio de la Humanidad ). El drogata de ahora está bien visto, es un juerguista, putañero ( y las putas de todo ámbito tienen que vivir ), no un zombi, un listo, un astuto, un chulo, el masca, un " máquina ", así se le ve en la calle... suena mejor que " un fantasma ", ¿ no ?
Lo que suele ocurrir en la noche no suele llegar a la mañana, nos creemos, porque en realidad los saraos suelen seguir días y días. Ojos que no ven... Jóvenes con futuro ( o que deberían ser nuestro porvenir ) funcionando a base de mierda ( mezclado con el otro excremento " legal " recetado por el facultativo corresponiente ) y alcohol, como combustible. Coca de la selva boliviana llevada por millonarios colombianos hasta Guinea y después traída hasta nuestras playas, mezclada con tiza, aspirina, polvos de talco, o sin mezclar, que es aún peor, porque la pureza mata, y de vez en cuando, como si nos hubiésemos retrotraído a los ochenta, llega una partida de estupefaciente adulterado, o mezclado con otros productos más peligrosos o pastillas, y nos encontramos con varios " fiambres ", mujeres u hombres, que, además, se han metido, metanfetaminas, GHB o éxtasis líquido, ketamina, LSD., popper, MDA., MDDB., etc.
La noche llega a la mañana y otra vez a la noche, en una sociedad civil que hace como el avestruz y la estima como al " underground ", subterráneo, propio del que vive simultáneamente al nuestro, el de las cloacas, el de las ratas.... Entonces arriba también a los medios de comunicación y al cementerio, y entonces, hay que actuar, hacer algo, todos los hipócritas ponen el grito en el Cielo, por qué el éxito y el " happy flowers " ha de ser la meta, el fin, cueste lo que cueste....
Estamos a finales de 2010 y a los centros de rehabilitación llegan más gente que en los ochenta para desintoxicarse. Y, mientras, el debate intelectual farisaico e impostor es si legalizar o no legalizar...
Y la educación cuándo...
-El Templario-     

No hay comentarios: