Seguidores

domingo, 19 de diciembre de 2010

Creo en el Estado, sólo que éste está aquejado de infinitos males y cánceres, desde el endeudamiento de ciudadanos e instituciones hasta los balances dañados de las entidades financieras, desde el desempleo producto de un invertebrado intervencionismo y dilapidación del Tesoro Público hasta la Seguridad Social desequilibrada, y por supuesto por la gestión de inutilidad de un ejecutivo liderado por un neurótico, paranoico e iletrado que rinde pleitesía a los nacionalistas independentistas y al que sólo le falta volver a reinstaurar, entre otras, las Checas del Frente Popular...
Abomino, en fin, de toda esa argamasa de política degenerada que ha desembocado en esta situación de bloqueo que padecemos. De un Sistema pervertido, desde los partidos políticos, organizaciones sindicales, empresariales, de órganos, organismos y colectivos públicos y privados ( profesionales individuales incluídos ) corrompidos y corruptos, allá y acullá, hasta llegar a una Justicia manipulada y politizada...
Critico, asimismo, a la izquierda por supuesto, pero también al P. P., instalado en la cobardía y la inopia, en el liberal populismo hipócrita; ya digo, aquí no se salva nadie, ni Doña Esperanza Aguirre, ni el señor Ruiz Gallardón, ni Doña Rosa Díez, ni el Banco de España, ni siquiera el Rey, que lleva cuatro o cinco años haciendo como el avestruz y mirando hacia otro lado... A una sociedad civil egoísta, materialista, anestesiada e imbecilizada.... Así que, irremisiblemente, España se desmorona...
El Estado, en el que yo creo, debería de funcionar como una abnegada, ordenada y moderada madre de familia, administrando el gasto económico y la conivencia justa.
Me llaman y me seguirán llamando ultra, cuando lo único que pretendo es que se siga manteniendo el Estado de Bienestar, que los impuestos se bajen para las economías menos pudientes y se suban para los que más tienen... que se ataje la corrupción generalizada y que si tenemos que mirarnos en el algún espejo al menos que sea en el de Alemania... no en el de Venezuela, Bolivia o Marruecos.
-El Templario-

No hay comentarios: